Monedas de euro: Vende y gana un buen dinero con ellas

Monedas de euro que pertenezcan a una tirada reducida o bien posean algún error generado en su troquelación pueden hacer ganar dinero a su dueño.

Monedas de euro: Vende y gana un buen dinero con ellas
Las anomalías incrementan considerablemente el precio

A muchos les sonará a leyenda urbana. La típica anécdota que cuenta un cuñado en la comida familiar del domingo y todos los presentes se sorprenden con los conocimientos del mozo, menos tú, que sabes que la historia está cogida con alfileres…

Del estilo de aquellas de otras de nuestra época como la de reunir un kilo del papel celofán que envuelve los paquetes de tabaco para que te dieran un dineral… O aquella otra, más cercana a la de las monedas de euro de las que trata este artículo, donde el supuesto poseedor de una moneda de veinticinco pesetas de las últimas que se hicieron, con un agujerito en el centro y la figura de la Giralda o la Torre del Oro a un lado, tenía un tesoro entre manos… Y alguno se lo creyó…

En cambio, en el caso de las monedas de euro con posibilidad de revalorización tras ser acuñadas, parece que si es más factible. Se trataría de una serie de monedas las cuales, bien por un error en el diseño del troquel que les daría forma, bien por lo reducido de las unidades emitidas, su valor se ve incrementado y es carne de coleccionistas, dispuestos siempre a aligerar la faltriquera antes objetos inusuales.

Con la llegada del euro, las viejas monedas de los países de la Unión Europea pasaron a convertirse en nostálgicos recuerdos del imaginario colectivo (aunque en los últimos tiempos más de un país es partidario de darle matarile al euro), terminando sus días en álbumes para nostálgicos y huchas de cerditos a rebosar, por si un día vuelven...
 

Algunas monedas de euro con las que ganar dinero


El primer ejemplo lo tenemos en una moneda de euro, en este caso de céntimo de euro, acuñada en Italia en 2002. El valor reside en que la moneda es del tamaño de la de dos céntimos pero en ella aparece grabada sólo el valor de un céntimo. El Instituto Nacional de la Moneda de Italia tuvo que reconocer que en ciertas monedas de céntimo se había encontrado algunas anomalías. Suponemos que depurarían responsabilidades y en lugar de cortar cabezas por arriba, lo hicieron por abajo, como siempre, y algún pobre Pietro o Marco pagó el pato. Eso sí, con la gracia algunas de las monedas fueron subastadas en 2013 por la firma Bolaffi, especializada en coleccionismo y se vendieron seis de estos céntimos por más de 6.000 euros cada uno.

Monedas de euro

 
También en Italia, aunque en este caso se trate de la Ciudad del Vaticano, se sacó una moneda poco corriente. No tuvo ningún defecto durante su acuñación, lo único es que se emitieron solamente 85.000 monedas de dos euros, con motivo del setenta y cinco aniversario de la creación de dicha ciudad en 2004. Con el tiempo la moneda ha ido subiendo ese valor y actualmente su precio ronda los cien euros, y a veces los supera...

España no podía ser menos en esto de darle vidilla a alguna moneda que a priori no aporta más que el valor de la misma en sí. Sin embargo, la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre realizó una serie para conmemorar el décimo aniversario de las monedas de euro. El valor de la moneda era de dos euros.

A la hora de realizar el troquel, las estrellas que aparecen en su borde están algo desproporcionadas, son demasiado grandes. Eso y la reducida cantidad de ejemplares que circulan por ahí hacen que sean muy demandadas. Se realizaron ocho millones de monedas, pero sólo entre setenta mil y cien mil son defectuosas. Así a mirar bien todas las monedas de dos euros que caigan en nuestras manos. 

Existe una moneda de dos euros con la efigie de Grace Kelly, Princesa de Mónaco y antigua estrella hollywoodiense. Se fabricó en 2007 por el Banco Central Europeo. Al ser una tirada pequeña y especial para coleccionistas, son lo que se llama uncirculated, o fuera de circulación y su valor está en 600 euros, aunque han llegado a pagarse hasta  más de 1.000 euros por algún coleccionista algo alocado… Y quien sabe, lo mismo igual un día nos la dan en la vuelta de una compra en Carrefour... Cosas más raras se han visto.
 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados