Modelo 145 ¿Qué es y cómo rellenarlo?

Uno de los documentos fundamentales que se entregan a lo largo del año es el modelo 145 de la Agencia Tributaria. Te contamos para qué sirve y cómo se debe rellenar en cada apartado.

Modelo 145 ¿Qué es y cómo rellenarlo?
Rellenar los apartados del modelo 145 es muy sencillo

El conjunto de documentos que se han de presentar tanto de forma mensual como anual para hacer frente a los gastos de Hacienda no solo afecta a los contribuyentes de manera individual, sino también a las empresas y a la relación de éstas con sus trabajadores. El modelo 145 se encarga del cálculo de las retenciones en el IRPF.

Para rellenar este documento, se deben seguir ciertas directrices que por lo general no suelen dar problemas. Vamos a ponértelo fácil, explicando en qué consiste el modelo 145 y cuándo debes presentarlo. A continuación, pasaremos a ver los distintos apartados del formulario para despejar todas las dudas a la hora de rellenarlo.

¿Para qué sirve el modelo 145 de la Agencia Tributaria?

El modelo 145 hace referencia a las retenciones sobre rendimientos del trabajo y a la comunicación de datos del pagador, por lo que es un documento fundamental. Su función es la de aportar a la empresa los datos personales y familiares de los trabajadores para que así se puedan realizar los cálculos del IRPF correspondiente en cada caso.

Por regla general, las empresas están obligadas a retener parte de los salarios de sus trabajadores con vistas al pago de la declaración de la renta anual. Estos datos deben ser expuestos de manera fidedigna, marcando bien cada casilla, y si se producen cambios a lo largo del año, se rellenará de nuevo el formulario.

La fecha de entrega del documento será siempre con anterioridad al primer día del año natural, y como hemos indicado, si se producen variaciones que supongan un mayor tipo de retención, habrá que indicarlo en un plazo de diez días desde la aparición de las nuevas circunstancias. Los cambios serán aplicados en la nómina posterior al comunicado, si restan al menos cinco días para la elaboración de dicha nómina.

Claves para rellenar el formulario

La manera más fácil de obtener el modelo 145 para el cálculo de retenciones, es acudir a la propia página web de la Agencia Tributaria, donde se puede descargar en versión PDF. A la hora de rellenar el documento, existen 5 secciones principales que piden distintos datos personales e informativos sobre el contribuyente:

  1. Datos del perceptor y situación familiar, en la que se debe marcar una opción de entre las 3 disponibles: personas solteras o viudas a cargo de menores y/o mayores discapacitados, personas casadas cuyo cónyuge no supere los 1500 euros de renta (excluidas las exentas), y el resto de los contribuyentes (personas con una renta mayor de 1500 euros y/o con hijos mayores de edad).
  2. Hijos menores de 25 años o mayores de esa edad y discapacitados, para todas las personas con hijos menores de 25 que no ingresen más de 8000 euros al año. Se deben indicar los datos de cada hijo o descendiente, así como el grado de discapacidad de los mayores a su cargo.
  3. Ascendientes mayores de 65 años y menores discapacitados, para las personas mayores de 65 a cargo del interesado cuyos ingresos no superen los 8000 euros anuales. Se incluyen igualmente los menores discapacitados, indicando el grado de discapacidad.
  4. Pensiones compensatorias a favor del cónyuge y anualidades por alimentos en favor de los hijos. Es importante poner solo las pensiones sujetas a una decisión judicial, junto al importe de cada una.
  5. Pagos de la vivienda con derecho a deducción de IRPF por la compra o rehabilitación si se usa financiación ajena (hipotecas). Se usa para adquisiciones de inmuebles anteriores al 2013, y no debe marcarse si se supera también el límite de 33.007,2 euros anuales en ingresos.

Una vez esté todo listo, solo hay que terminar de rellenar el impreso con la fecha, firma y el acuse de recibo. Hacer frente al modelo 145 es algo común en la vida de los trabajadores, y una vez se haya hecho por vez primera no supondrá ningún problema en ejercicios posteriores. Además, será la propia empresa la que se encargue en la mayoría de los casos de enviar el modelo a sus empleados.




También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados