Modelo 115, ¿para qué sirve y cómo cumplimentarlo?

Todos los profesionales por cuenta propia que tengan alquilado un local o negocio aplican una retención del IRPF y deben presentar el modelo 115.

Modelo 115, ¿para qué sirve y cómo cumplimentarlo?
La presentación debe hacerse en Hacienda de forma trimestral

Cuando un trabajador alquila su lugar de trabajo tiene que aplicar una retención del IRPF que hay que declarar ante Hacienda (en 2017 es del 19%). Esto se hace trimestralmente a través del modelo 115.

En principio todos los profesionales por cuenta propia que tengan alquilado un local o negocio deben presentar este modelo 115, aunque hay algunas excepciones:

  • Cuando el alquiler mensual no es superior a 900 euros.
  • Si el alquiler es para pagar una vivienda a los trabajadores.
  • En los casos en los que el arrendador acredita al inquilino en el correspondiente epígrafe del grupo 861.

 

Cuándo y dónde presentar el modelo 115

El resto está obligado a presentar el modelo 115 de forma trimestral, ya sea a través de la web de Hacienda (hace falta el certificado electrónico, el DNI electrónico o la [email protected] PIN) o de forma presencial. Y debe hacerse siguiendo un calendario (si el último día cae en fin de semana o festivo, se da de plazo hasta el siguiente día hábil):

  • Primer trimestre: del 1 al 20 de abril.
  • Segundo trimestre: del 1 al 20 de julio.
  • Tercer trimestre: del 1 al 20 de octubre.
  • Cuarto trimestre: del 1 al 20 de diciembre.

 

Pasos para cumplimentar el modelo 115

El formulario del modelo 115 se puede descargar en este enlace y es bastante sencillo de cumplimentar. Solo hay que tener a mano las facturas del alquiler donde aparezcan las cantidades retenidas. Como podemos ver en el impreso, este está dividido en 6 apartados:

1. Identificación. Podemos pegar la etiqueta identificativa o rellenar a mano los datos fiscales y la dirección.

2. Devengo. En el “ejercicio” hay que poner el año y en el “periodo” el trimestre (1T, 2T, 3T o 4T)

3. Liquidación. A su vez consta de 5 casillas:

  • En la primera se pone el número de personas que trabajan en el local alquilado.
  • En la segunda hay que plasmar el dinero que se paga por el alquiler cada trimestre (antes del la retención del IRPF).
  • En la tercera es donde va el importe total trimestral de las retenciones. Si pagamos un alquiler de 1.000 euros mensuales, la retención será de 190 euros. Esta cantidad, multiplicada por 3, da un importe de 570 euros.
  • La cuarta solo hay que rellenarla en caso de que estemos haciendo una declaración complementaria.
  • En la quinta va la cifra a ingresar, es decir, el importe de la casilla 3 menos el de la 4.

4. Complementaria. Solo se rellena en el caso de que estemos haciendo una declaración complementaria de otra anterior. Dado el caso hay que marcar con una X la casilla que pone “Declaración complementaria” e introducir los 13 dígitos del justificante de la declaración anterior que estamos complementando.

5. Ingreso. Es la cantidad total a pagar a Hacienda. Se corresponde con la casilla 3 del apartado “Liquidación”.

6. Firma. Ponemos la fecha y firmamos.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados