¿Merece la pena comprar una aspiradora Roomba?

La aspiradora Roomba es un robot que limpia el suelo de forma autónoma, con solo apretar un botón y sin necesidad de estar en casa.

¿Merece la pena comprar una aspiradora Roomba?
Es más pequeña y levanta menos polvo que una aspiradora convencional

Entre los últimos aparatos que han llegado a nuestras casas para facilitarnos un poco más las tareas domésticas destacan los robots aspiradora. Y entre todas las marcas, la más popular es la aspiradora Roomba. No es la más barata, pero quienes la tienen aseguran que no pueden prescindir de ella. Sobre todo quienes tienen mascotas que van dejando pelos por toda la casa o niños pequeños que van sembrando las migas del pan y las galletas cual pulgarcito.

Después de estar todo el día fuera de casa lo que menos apetece es ponerse a barrer o pasar la aspiradora. Y con la Roomba nos quitamos de encima ese engorro. Son unos minutos preciosos que ahorramos y que ya de por sé deberían ser suficiente razón como para que la inversión merezca la pena (digo inversión porque cualquier aparato que nos ahorre tiempo y esfuerzo para mí no es un gasto, sino una inversión).

 

 

Ventajas de la aspiradora Roomba

Es cierto que no todo es maravilloso, pero al comprar un buen modelo de este robot aspiradora obtendremos una serie de ventajas:

  • Funcionan con solo apretar un botón.

 

  • Se puede programar, así que podemos ir al trabajo o al parque con los niños y dejarla funcionando.

 

  • Ella solita ya sabe por dónde tiene que pasar y dónde insistir más porque hay más suciedad.

 

  • Cuando acaba de limpiar o se agote la autonomía, vuelve a la base para recargarse.

 

  • Los modelos superiores tienen sensores para todo: evitan que la aspiradora se caiga por la escalera, vienen con accesorios como las llamadas “paredes virtuales” (son especialmente útiles en viviendas grandes donde tenemos que delimitar los espacios por los que queremos que pase cada día) e incluso disponen de la función Dirt Detect (detecta el volumen de suciedad).

 

  • Limpia en espacios donde a nosotros nos cuesta trabajo llegar: debajo de armarios, camas y muebles. Incluso en las esquinas, ya que muchos modelos vienen con cepillos especiales para rincones difíciles.

 

  • No levanta tanto polvo como una aspiradora convencional.

 

  • Consumo menos energía que una aspiradora convencional.

 

  • Tiene un tamaño tan reducido que es muy fácil buscar un lugar para guardarla.

 

 

Inconvenientes de la aspiradora Roomba

Ahora llega el turno de la parte mala de tener una aspiradora Roomba. A continuación listaremos algunas de las desventajas:

  • Hay que vaciar manualmente el depósito (en realidad esto también hay que hacerlo con cualquier aspiradora manual).

 

  • Debemos comprobar periódicamente el estado de los filtros, rodillos y cepillos para garantizar el buen funcionamiento de la aspiradora. Si alguna rueda se atasca porque tiene pelusa, por ejemplo, puede rayarnos el suelo.

 

  • No nos sirve para la tapicería del coche o los cojines del sofá.

 

  • Hay que tener el suelo recogido, libre de juguetes y ropa tirada.

 

  • No es precisamente barata.

También te puede interesar:

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: