¿Cómo mejorar la economía familiar?

La clave para mejorar la economía familiar, llegando a fin de mes e incluso ahorrando es el sentido común y saber sacrificarse un poco.

¿Cómo mejorar la economía familiar?
Eliminar lo superfluo, centrarse en imprescindible
  • Calculando por encima, el ahorro podría llegar a los 3.000 euros al año

Mantener un hogar requiere un organización eficaz y un gasto moderado si se aspira a mejorar la economía familiar y que no termine haciendo aguas. Hay que tener en cuenta que la estabilidad laboral de estos tiempos se puede considerar efímera, por lo que mejor andar siempre con prudencia respecto a los gastos familiares.

Cuando el dinero no abunda el sentido común indica que hay que estrecharse el cinturón. Mirar para mejorar la economía familiar implicará eliminar todos aquellos gastos que pueden considerarse superfluos, como gimnasios, canales de pago o compras innecesarias.

La constancia, voluntad y sensatez lograrán que con el tiempo las cuentas cuadren e incluso se pueda ahorrar para estar más saneados en un futuro. Veamos algunas ideas para mejorar la economía familiar.

Ideas para mejorar la economía familiar


Análisis de gastos e ingresos

Algo básico. Tan solo hay que coger un papel y un lápiz, si somos unos clásicos, o bien tirar del Excel o cualquier App de contabilidad destinada al uso doméstico.

Reducción de gastos superfluos

Una vez que tenemos claros nuestros ingresos y gastos mensuales iremos tachando todos aquellos que no resultan imprescindibles. Es decir, que no sean relativos al pago de hipoteca o alquiler, pago de agua, luz, comida… Un ejemplo sería la mensualidad del gimnasio o el de cualquier canal de pago en el que vemos películas o series. Pues nada, a ver la televisión normal o tirar de Youtube.

Reducir el gasto en suministros

Ya hemos dicho que los suministros como el agua o la luz son imprescindibles, pero eso no quita para que se puedan reducir. A menudo gastamos más de lo que usamos. Para ello deberemos:

  • Usar bombillas de bajo consumo.
  • Apagar los aparatos eléctricos cuando no los usamos es necesario si queremos mejorar nuestra economía familiar. No solo apagar la televisión con el mando, sino totalmente, apagando la regleta en la que está enchufada también. Los aparatos en stand by continúan gastando.
  • Utilizar el microondas en lugar del horno.
  • Ducharse en lugar de bañarse.
  • Enjuagarnos los dientes con el grifo cerrado.
  • Usar la calefacción cuando sea necesaria.


Tener un presupuesto fijo para la comida

Sabemos que es algo básico y no puede faltar. Para mejorar la economía familiar habrá que comprar lo indicado en nuestra lista de la compra, aprovechar ofertas, optar por la comida de temporada no la precocinada o envasada, que es más cara.

Ahorrar con la devolución de gastos de la hipoteca o cláusula suelo

Se trataría en este caso de un ingreso inesperado que viene perfecto para la economía doméstica. El mejor destino, salvo para tapar algún imprevisto sería utilizarla para ir generando una bolsa de ahorro importante para el futuro.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados