¿Cuál es el mejor papel para imprimir tus proyectos?

¿Necesitas imprimir un documento y quieres que sea en las mejores condiciones? Toma nota de cuál es el mejor papel para imprimir cada tipo de proyecto.

¿Cuál es el mejor papel para imprimir tus proyectos?
Sorprende a los demás con tu presentación

Después de incontables horas de investigación y trabajo frente al ordenador, la guinda de tu proyecto debería ser una presentación perfecta. Y nada mejor para conseguirla que conquistar a tu público a través de la imagen, porque ya se sabe, la primera impresión siempre se tiene en cuenta. Por eso no olvides utilizar el mejor papel para imprimir el fruto de tu esfuerzo.

Esta decisión es muy importante a nivel individual, cuando por ejemplo llega el momento de presentar una tesis o un portfolio. Pero también lo es en el ámbito empresarial, si el objetivo es agradar a socios y clientes.

Sin duda, el contenido de tu trabajo es fundamental. A veces le damos toda la importancia, y ahí es donde está el error. Es probable que olvidemos los pequeños detalles que inclinan la balanza en tu favor, como la presentación física de tu labor.

EL MEJOR PAPEL PARA IMPRIMIR

imprimir-poyectos

Cada tipo de proyecto encaja con un papel diferente. No es lo mismo tener que imprimir un sencillo documento que un cartel publicitario.

Antes de utilizar la primera impresora que tengamos a nuestro alcance conviene estudiar las cualidades de dicho proyecto. ¿Qué quieres conseguir con él? Quizá lo tengas que presentar en público o, simplemente, leerlo solo tú. Valora el carácter propio que le quieras dar a tu trabajo, sus atributos: formalidad, sobriedad, ser llamativo o sugerente…

Para ayudarte a elegir la opción adecuada, primero deberías conocer las principales características del papel.

  • Gramaje: Hace referencia a la consistencia del papel, que se mide en gramos por metro cuadrado. Indica su grosor pero no su espesor, con el que suele confundirse a menudo erróneamente. Cuanto mayor sea el gramaje del papel, más grueso y rígido será.
  • Brillo: El proceso mediante el cual fue creado cada tipo de papel determina un brillo diferente. Esto marcará también su grado de blancura y definirá la percepción de los matices de cada lector.
  • Acabado: Existen dos clases, el papel estucado y el no estucado. El estucado se caracteriza por llevar una capa de pigmentos minerales en toda la superficie, lo que permite que la tinta se seque más rápido. El papel no estucado, también llamado offset, no tiene ningún barnizado superficial.

Conociendo estas características, escoger el mejor papel para imprimir tu proyecto seguro que te resulta más sencillo. Tómate tu tiempo para no equivocarte, sorprende a tu público objetivo con una presentación y una impresión perfectas.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados