¿Me pueden embargar el dinero de las cuentas remuneradas?

Es el juzgado el que debe establecer la cantidad máxima que se puede embargar de las cuentas remuneradas

¿Me pueden embargar el dinero de las cuentas remuneradas?
Hay límites para el embargo de las cuentas remuneradas
  • Los productos financieros también forman parte de nuestro patrimonio, por lo que son susceptibles de ser embargados

Cuando hablamos de embargos nos vienen a la cabeza los bienes inmuebles e incluso parte del dinero de nuestra nóminas o nuestras cuentas corrientes. Sin embargo, nos olvidamos de que los productos financieros, como pueden ser los depósitos o las cuentas remuneradas, también forman parte de nuestro patrimonio. Por tanto pueden ser embargados, aunque hay unos límites.

 

Pero primero explicaremos el procedimiento de embargo de las cuentas remuneradas.

 

¿Cómo es el procedimiento de embargo de cuentas remuneradas?

 

1. Debe ser el juez el que lo ordene, pero debe establecer el límite máximo de la cantidad a embargar.

2. El juzgado avisa a la entidad bancaria.

3. El banco debe poner a disposición de la justicia el saldo de la cuenta del deudor.

4. Informar al cliente de que se está procediendo al embargo.

5. Si el deudor no hace nada para parar la situación, el banco procede a retener la cantidad requerida por el juez.

 

Pero en el caso de que las cuentas remuneradas tengan dos titulares hay que tener en cuenta que sólo se puede embargar la parte correspondiente a la mitad del saldo disponible. 

 

¿Qué ocurre con las cuentas remuneradas con nómina?

 

Si hablamos de cuentas nómina, aunque sean cuentas remuneradas, las cosas cambian puesto que el Banco de España establece un límite que debe respetar el salario mínimo (en estos momentos es de 645,30 euros). Cuanto mayor sea el sueldo, más dinero nos pueden embargar.

 

Por otra parte, hay que recordar que cualquier pequeño contratiempo administrativo puede dar lugar a que nos embarguen parte de nuestras cuentas remuneradas. No es la primera vez que a alguien le embargan la nómina porque no pagó una multa de la que ni siquiera tenía conocimiento. Por tanto, un par de consejos para evitar estas situaciones desagradables serían:

 

  • No traspapelar nunca las notificaciones administrativas, ya sean pequeñas multas de tráfico o el pago de impuestos.
  • Si no podemos evitar el embargo, debemos cerciorarnos de que se han seguido todos los procedimientos administrativos pertinentes. En caso contrario, podemos declararlo nulo. 

 

Por último, recordaremos que si el embargante es la Adminsitración, siempre podemos solicitar un aplazamiento. Si es un particular podemos intentar negociar. Sólo así mantendremos a salvo el dinero que tanto nos ha costado ahorrar.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados