Masa para pizza con Thermomix

Hace la masa para pizza con Thermomix apenas nos llevará 3 minutos, así que ya no tenemos excusa para comprarla congelada o precocinada.

Masa para pizza con Thermomix
Solo necesitamos harina, levadura, aceite, agua, sal y una pizca de azúcar

Una buena pizza siempre es un recurso muy útil para cualquier celebración o cena informal. Y ahora que ya sabemos hacer una masa de pizza casera ya no tenemos excusa para comprarla precocinada.

Si todavía crees que hacer la base a mano te lleva tiempo puedes probar a hacer la masa para pizza con Thermomix. Fácil, sencilla y rápida.

 

Ingredientes de la masa para pizza con Thermomix

Para 4 personas necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 210 gramos de agua
  • 20 gramos de levadura de panadería
  • 30 gramos de aceite de oliva virgen extra
  • 400 gramos de harina de fuerza
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de azúcar

 

Elaboración de la masa para pizza con Thermomix

A la hora de elaborar la masa para pizza con Thermomix lo primero que tenemos que hacer es templar el agua. Para ello la echamos en el vaso de la Thermomix y la ponemos a calentar durante 1 minuto, a velocidad 2 y a una temperatura de 74 grados. A continuación echamos la levadura y mezclamos durante 10 segundos a velocidad 3.

Entonces llega el momento de agregar el aceite, el azúcar, la sal y la harina. Amasamos a velocidad espiga durante 2 minutos. Pasado ese tiempo dejamos levar la masa durante media hora. Lo haremos en un bol aceitado y tapada con film transparente.

Una vez la masa haya levado le damos la forma que queramos. Podemos extenderla sobre papel de hornear y dejarla del grosor que más nos guste. Si la base la hacemos lo bastante fina, la masa incluso puede llegarnos para dos pizzas grandes.

 

Conservar la masa para pizza con Thermomix

Si vamos a preparar la pizza en el momento tenemos que poner el horno a precalentar a 200 grados. Mientras, vamos colocando sobre nuestra masa para pizza con Thermomix los ingredientes que más nos gusten. Introducimos en el horno y dejamos cocinar durante 20 minutos a 200 grados.

En el caso de que queramos reservar la masa para otra ocasión la mejor manera de conservarla es colocar cada base sobre dos hojas de papel vegetal pintadas con aceite de oliva. La extendemos bien para posteriormente enrollarla sobre sí misma. De esa forma la metemos en el congelador.

También la podemos congelar ya precocinada para así solo tener que sacarla y echar los ingredientes cuando queramos. Entonces tenemos que extender la masa sobre papel vegetal aceitado, meterla en el horno durante 10 minutos a 200 grados, sacarla y dejarla enfriar. Solo cuando esté fría la envolvemos en papel film y la congelamos.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados