Masa de pizza casera, necesitas una buena masa para una gran pizza

Ya no hará falta que compres la masa precocinada para pizzas. Con esta receta de masa de pizza casera podrás cocinarla de una manera más rápida y sencilla.
 

Masa de pizza casera, necesitas una buena masa para una gran pizza
Cómo preparar una masa de pizza casera para que quede en su punto

Una pizza es un plato muy popular que siempre apetece, es algo así como una apuesta segura. Además, es una receta sencilla y económica de cocinar, que puedes ir variando sustancialmente alternando algunos de sus ingredientes, según te apetezca.

Pero como ya dijo aquel slogan archiconocido: “El secreto está en la masa”. Así que, ¿a qué esperas para darle a tus pizzas tu toque especial?

Para preparar una deliciosa masa de pizza casera sólo necesitas harina, agua, aceite de oliva, levadura y sal, unos ingredientes que suelen ser comunes en cualquier cocina.

También es indispensable un horno u horno-microondas. No suele requerir mucha preparación, y el resultado merece la pena. Atrévete con esta receta y sorprende a tus invitados.
 

Cómo elaborar de manera casera una masa de pizza


Cómo hacer masa casera de pizza

Ingredientes

Para la siguiente receta para elaborar la masa de pizza, vamos a seguir las proporciones indicadas por Esther Clemente en Directo al Paladar:
  • 415 gramos de harina
  • 270 gramos de agua
  • 14 gramos de levadura en polvo o 20 gramos de levadura fresca
  • 25 gramos de aceite de oliva virgen extra
  • 8 gramos de sal


Mezclar, remover

Mezclamos primero en un bol de tamaño mediano la harina y la sal. En otro recipiente echamos la levadura, el aceite y el agua.

Esta última mezcla líquida la vamos vertiendo en el bol y vamos removiendo con las manos hasta que estén mezclados todos los ingredientes.

Sabremos que tenemos la masa de pizza preparada puesto que el resultado es una bola que se irá pegando cada vez menos a los dedos, como enseña Karlos Arguiñano en Hogarmania.
 

Amasar

Amasar pizza

Una vez tengamos la masa de pizza, vamos a amasarla. Sobre una mesa previamente enharinada, colocamos la bola.  Esta parte es muy importante, pues pretendemos que la masa quede muy fina.

De lo contrario, quedará un mayor grosor y no estará del todo cocinada en su interior una vez la saquemos del horno. El proceso es simple: aplastar y estirar, para doblar de nuevo a la mitad y repetir de nuevo estos pasos durante unos minutos.

Se recomienda espolvorear la mesa de trabajo y las manos de vez en cuanto para que no pegue la masa de pizza. También podemos ayudarnos con un rodillo.
 
Ya tenemos lista nuestra masa de pizza casera. Ahora sólo tienes que añadir tus ingredientes favoritos mientras vas precalentando el horno. 


También te puede interesar:
 

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados