Manutención de los hijos: cuestiones sobre la pensión de alimentos

La pensión de manutención es la destinada a cubrir las necesidades básicas de los hijos, tales como alimentos, ropa, asistencia médica, educación o alojamiento. 

Manutención de los hijos: cuestiones sobre la pensión de alimentos
Por regla general se da a los hijos menores o mayores de 18 años que estudien

Tras un proceso de divorcio con hijos es común que uno de los cónyuges tenga que pasarle al otro una pensión para su manutención. Este dinero va destinado a la compra de alimentos y todos aquellos bienes y servicios indispensables para su sustento, tales como ropa, asistencia médica, educación o alojamiento. 

¿Pero hasta cuando hay que seguir pagando esta pensión? El Código Civil lo deja claro en su artículo 142, donde establece los siguiente: “(...) mientras sea menor de edad y aún después cuando no haya terminado su formación por causa que no le sea imputable”. Por tanto, si los hijos no estudian se les retirará esta prestación para su manutención al cumplir 18 años, pero de estar en la Universidad podrían seguir cobrándola.
 


Cuándo cesa la obligación de la manutención



Y decimos podrían porque no todos los casos son iguales. Para entenderlo hay que tener en cuenta cómo funciona la pensión alimenticia.

 
  • Es obligatorio pasar una pensión para la manutención de los hijos menores de edad, tal y como establece el Código Civil en su artículo 154 sobre patria potestad. Hay que recordar que es deber de los padres alimentar a sus hijos, velar por ellos, acompañarlos y educarlos.
 
  • Hay casos en los que se puede reducir la pensión o incluso suspenderla temporalmente. Por ejemplo, si el cónyuge que debe pasarla no tiene ingresos. 
 
  • La obligación de pasar una pensión de alimentación a los hijos no es ilimitada. Puede ser hasta los 18 años o no, dependiendo de la situación del beneficiario. Por ejemplo, si el hijo es mayor de edad pero sigue en la Universidad o está preparando oposiciones. O si no tiene ingresos y necesita ese dinero para subsistir. En este último caso habría que interponer una demanda.
 
  • La pensión de alimentación puede pagarse de dos maneras: bien mediante un pago mensual según una cantidad estipulada, bien acogiendo en casa a los hijos (siempre que no sean menores de edad cuya guarda y custodia corresponda al otro cónyuge). 
 
  • El pago de la manutención no es transmisible, por lo que cesa cuando muere el alimentista o el beneficiario.
 
  • También se acaba la obligación de pagar la pensión de los hijos que trabajen y reciban un sueldo. 
 

Importe de la pensión de manutención



La cuantía de la pensión alimenticia también varía en función de los ingresos del alimentador y de las necesidades de sus hijos. Para ello se toman en consideración todos los gastos relacionados con el alojamiento, la comida, la ropa, la educación (libros, comedor, uniforme, pago de las clases, etc), las actividades extraescolares, el ocio o la asistencia médica, entre otros.

El Consejo General del Poder Judicial ha elaborado una tabla con los cálculos aproximados para determinar las pensiones alimenticias. En esta aplicación puedes calcular la que te correspondería.


También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados