¿Qué manos libres están permitidos por la DGT?

Conducir mientras hablas por el móvil es ilegal y muy peligroso, a menos que lo hagas utilizando un dispositivo manos libres.

¿Qué manos libres están permitidos por la DGT?
El teléfono móvil suele distraernos cuando estamos al volante

Cada vez es más difícil mantenernos despegados de nuestros dispositivos móviles, ya sea para llamar, para enviar mensajes de texto o para navegar por internet.

Esta conectividad es buena para nosotros, pero increíblemente peligrosa cuando nos encontramos al volante. En cambio, hablar usando un dispositivo manos libres es infinitamente más seguro… y no está prohibido.

Sin embargo, que el uso del manos libres esté permitido por ley no quiere decir que siga habiendo algunos dispositivos cuyo uso sigue siendo prohibido. Saber diferenciar cuáles se pueden usar y cuáles no, es muy importante para evitar cualquier multa de tráfico.

Manos libres que no están permitidos

Cómo la manipulación del teléfono al conducir está prohibida, también lo están todos los manos libres que requieran el uso frecuente de las manos para usarse, así como aquellos que incluyan auriculares, los cuales también están prohibidos al conducir.

Manos libres que sí están permitidos

 

Los instalables

Los manos libres que se pueden instalar en el coche son la solución más cara, pero también la mejor de todas las que tienes disponibles. Los sistemas de navegación de muchos coches modernos traen está funcionalidad ya incluida sin necesidad de una instalación o un gasto adicional.

Mientras tanto, los que no la tienen disponible pueden optar por dispositivos instalables en el sistema de audio como los Parrot. Hay diferentes precios, pero los recomendables se pueden encontrar entre los 100 y los 120 euros.

Puede considerarse un gasto alto, pero sigue siendo menos que los 200 euros y los 3 puntos que te costaría una multa. Si hablas frecuentemente por teléfono mientras conduces, es el mejor gasto que puedes hacer.

Los portátiles

Los manos libres portátiles pueden ser una solución más barata, pero no ofrecen la misma calidad de sonido que los que se pueden instalar en el coche. Esto los convierte en una alternativa válida solo para aquellas personas que hablan por el móvil, pero solo de vez en cuando.

Pueden encontrarse equipos con una calidad de sonido aceptable, pero nunca como la de los Parrot o cualquier otro que deba instalarse por un técnico. Eso sí, son considerablemente más baratos (entre 20 y 40 euros) y más fáciles de configurar.

Se suelen colocar en el parasol del coche, sujetados por una pinza.

Los radios con bluetooth

Son una solución mucho más pensada para recibir que para hacer llamadas. Se trata de radios comunes de coche que vienen con la opción de conectar el móvil por vía Bluetooth.

El control se hace o con un comando remoto que se instala en el volante o con dos simples botones para atender o rechazar la llamada, ubicados entre los botones del equipo.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados