Malos hábitos en el coche que debes evitar

Hemos listado 5 malos hábitos en el coche que pueden acelerar su desgaste e incluso poner en peligro tu seguridad.

Malos hábitos en el coche que debes evitar
Las malas costumbres acortan la vida útil de tu coche

El estado de tu coche (y sus diferentes partes) depende en cierta medida de la manera en la que conduces. Si eres más cuidadoso y gentil detrás del volante, tu recompensa será unos años extra con tu coche sin hacer grandes gastos en reparaciones.

Pero en cambio, si tienes malos hábitos en el coche, serás mucho más propenso a romperlo y a tener que gastar grandes cantidades de dinero… o bien en arreglos mecánicos o bien en un coche nuevo.

Para que no gastes de más y – peor aún – comprometas tu seguridad, te contamos algunos malos hábitos que definitivamente puedes y debes evitar tras el volante.

Malos hábitos en el coche a evitar


Frenar bruscamente

Este es uno de los malos hábitos en el coche más comunes, y uno de los más perjudiciales. Hay quienes, en lugar de frenar gradualmente, tienen por costumbre frenar más al límite.

Esto trae como consecuencia un sobrecalentamiento y un desgaste innecesario de los frenos. Algo que es sumamente peligroso.

Retrasar la fecha de mantenimiento

Especialmente en los coches de mayor edad, retrasar el mantenimiento es algo que causa mucho daño, aunque no lo parezca.

Las revisiones periódicas y los cambios de aceite deben hacerse siempre a tiempo, si no incluso un poco antes. Esto te permitirá mantener todo en buen estado y reaccionar a tiempo a cualquier problema antes de que empeore.

Llenar el tanque hasta el límite…

Otro de los malos hábitos en el coche que se comenten con muchísima frecuencia y sin notarlo. Hay que tener siempre en cuenta que la gasolina, al aumentar su temperatura, se expande.

Si no hay espacio para esa expansión, el combustible buscará por donde salir, y esto es un peligro tanto para otros conductores como para el propio conductor, principalmente por ser un constante riesgo de incendio.

… o andar con el tanque vacío

Circular con la reserva de combustible es perfectamente posible, pero nada aconsejable. Tener el motor trabajando con el combustible que está en el “fondo del barril” afecta significativamente la correcta lubricación y funcionamiento del mismo. Si lo haces, corres el riesgo de dañarlo… y no hay nada peor que dañar tu motor.

Tener un estilo de conducción agresiva

Ya mencionamos que las frenadas bruscas son uno de los más comunes y peores malos hábitos en el coche, pero el estilo de conducción en general también afecta mucho.

Ser demasiado agresivo aumenta el desgaste de los neumáticos, ejerce presión innecesaria sobre la suspensión (especialmente en las curvas), aumenta el gasto de combustible y acorta la vida de la transmisión, entre otras cosas.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados