Lunas tintadas ¿En qué casos se permiten?

Muchos prefieren en sus coches las lunas tintadas, tanto por la seguridad como por la privacidad que ofrecen, aquí te contamos cuándo están permitidas.

Lunas tintadas ¿En qué casos se permiten?
Ideales para dar un poco más de privacidad y seguridad

No son pocas las personas que, a la hora de comprar un coche nuevo, prefieren las lunas tintadas antes que las claras. Tampoco son pocos los que al comprar en coche en el mercado de segunda mano hacen esta pequeña modificación.

No sólo tienen un valor estético, también ofrecen una protección adicional contra la luz del sol, una mayor privacidad y un poco más de seguridad: con las lunas tintadas, ningún objeto de valor que dejemos en el asiento trasero será visible desde el exterior… eso nos da un poco más de tranquilidad.

Pero como casi todo lo que tiene que ver con un coche, hay una normativa que se debe cumplir para evitar fallar una ITV o – en el peor de los casos – recibir una multa mayor. Son pocos los requisitos a cumplir, pero hay que conocerlos.

¿Qué dice la normativa sobre las lunas tintadas?

Como ya te mencionamos al pasar hace un par de líneas, son pocos los requisitos que deben cumplirse a la hora de poner lunas tintadas, pero hay que cumplirlos al pie de la letra. Son los siguientes:

  • Lo primero que establece la normativa es que no debe haber lunas tintadas en el ángulo de visión del conductor de 180°. Esto quiere decir que las ventanillas delanteras (las del piloto y el copiloto) no pueden llevar lunas tintadas bajo ningún concepto, al igual que las lunas delanteras.
  • Los coches policiales son una excepción, por un motivo de seguridad.
  • Las lunas tintadas que se colocan desde el Par B del coche hacia atrás deben estar homologadas por la industria. Para esto es indispensable que pasen una serie de pruebas de durabilidad y resistencia ante ciertas condiciones y elementos externos.
  • La homologación de las lunas es fácilmente comprobable en una ITV ya que al obtener la homologación se coloca un sello que acredita tal condición y que va grabado en una lámina o en una pegatina entre el cristal y la lámina.
  • Otro requisito indispensable para poner lunas tintadas es que la instalación cumpla con unos estándares de calidad. No están permitidas las burbujas de más de 2 mm de diámetro, o muestras de que el material se está despegando.
  • Una vez que se haya hecho la instalación de las lunas tintadas, es imprescindible llevar los documentos que te da el taller después de la instalación. Si te llegan a parar, te piden los documentos y no los tienes estás sujeto a una multa de hasta 200 euros.
  • También es indispensable que el coche tenga dos espejos retrovisores, uno de cada lado. De lo contrario, está prohibida la instalación de lunas tintadas.

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: