Los seguros se apuntan a las tarjetas de crédito sin cambiar de banco

Las mayores ventajas asociadas a las tarjetas de crédito sin cambiar de banco de las aseguradoras son por compras a plazos, pero ello conlleva unos intereses

Los seguros se apuntan a las tarjetas de crédito sin cambiar de banco
Las tarjetas de crédito sin cambiar de banco tienen dos caras
  • Hay compañías, como Línea Directa, que ofrecen un 3% de descuento al renovar el seguro

Ya sabíamos que hay tarjetas de crédito sin cambiar de banco que ofrecen descuentos en compras o al repostar gasolina. También las hay que acumulan puntos canjeables por vales descuento o regalos. Pero, ¿sabías que ahora también se puede ahorrar dinero en los seguros solamente utilizando este producto financiero?

 

Las compañías aseguradoras han sido las últimas en sumarse a la iniciativa comercial de las tarjetas de crédito sin cambiar de banco. Una de las primeras en apuntarse ha sido Línea Directa.  Seguro que si usted tiene contratado un seguro con esta compañía ha recibido una llamada en las últimas semanas en la que le han ofrecido una tarjeta de crédito gratuita con unas condiciones que le han parecido bastante ventajosas. Pero, como siempre, hay que leerse muy bien todas las condiciones.

 

Pros y contras de las tarjetas de crédito sin cambiar de banco

 

Hay que recordar que Línea Directa pertenece al grupo Bankinter y, por tanto, las tarjetas de crédito sin cambiar de banco ofertadas están asociadas a esta entidad. Como siempre ocurre con los bancos, este producto tiene sus ventajas y desventajas.

 

- Ventajas:

Lo que nos venden en la llamada telefónica es que las tarjetas de crédito sin cambiar de banco de Línea Directa acumulan un ahorro del 3%  sobre el importe de las compras realizadas. Esa cantidad se irá sumando y se descontará en su totalidad del importe del seguro en el momento de la renovación. Según el gasto que hagamos, puede que renovar el seguro del coche nos salga gratis. También aseguran que nos descontarán 30 euros en nuestra póliza actual en cuanto hayamos realizado las tres primeras compras. Y todo ello sin comisiones de mantenimiento y sin cambiar de banco.

 

- Desventajas:

Al tratarse de un producto financiero, las tarjetas de crédito sin cambiar de banco también tienen su parte mala. Hay que estar muy alerta con el sistema de pago que escojamos. Esta viene por defecto con la modalidad de pago aplazado, lo que supone unos intereses del 1,66% en compras en establecimientos y el 2% en traspasos y extracciones en cajeros. Esto no lo dicen por teléfono, por lo que si queremos pagar a final de mes, debemos llamar nosotros para que nos lo cambien. Tampoco nos explican que el 3% de bonificación se hace sólo sobre las compras con pago aplazado. En pagos al contado se acumula sólo el 0,3%.

 

Con todos estos datos, ya podemos valorar si estas tarjetas de crédito sin cambiar de banco nos interesan o no

 

Lea también:

Las mejores tarjetas de crédito gratis, en las grandes superficies 

Cómo pedir un préstamo con tarjetas de crédito? 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados