Los secretos mejor guardados de la catedral de Granada

Conoce los secretos más ocultos de la catedral de Granada, su evolución histórica, y por qué es un referente de la arquitectura del Renacimiento español.  
 

Los secretos mejor guardados de la catedral de Granada
Historia y arte de la catedral de Granada

Sin duda, uno de los principales lugares de interés cultural y turístico de Granada es su catedral. Fue el emperador Carlos V quien llevaría a cabo la construcción de varios edificios emblemáticos como el Palacio de la Alhambra, que lleva su nombre, o la catedral de Granada, bajo un programa para una ciudad típica del Renacimiento.

Las obras comenzaron en el año 1523 y finalizaron en 1563, siendo Diego de Siloé el principal arquitecto del edificio y quien concebiría este monumento de estilo renacentista.

En el siguiente artículo vamos a ir descubriendo los secretos que guarda la catedral de Granada a través de su arte y su historia.
 

4 secretos de la catedral de Granada




Las dos torres

El proyecto de Diego de Siloé presentaba dos torres de 81 metros de altura en ambos lados de la fachada. Sin embargo, cuando nos situamos ante la catedral de Granada sólo vemos una, y es de menor tamaño.

Por determinadas circunstancias, entre ellas por problemas de cimentación, no se termina esta parte del proyecto, quedando la torre actual sin coronar.  

Como curiosidad, la torre ha servido como casa hasta hace poco, donde vivía el campanero. Ha acogido también a otras personalidades a lo largo de la historia, como a Alonso Cano.
 


La Virgen de la Antigua

En la Capilla de Nuestra Señora de la Antigua, enmarcada en el retablo del reconocido artista barroco Pedro Duque Cornejo, se sitúa la imagen de la Virgen con el Niño, una escultura del siglo XV.

Cuentan que esta escultura sirvió como imagen de campaña por los Reyes Católicos cuando sitian y conquistan la ciudad. La granada que el niño sostiene en la mano es un símbolo de triunfo. 
 


Alonso Cano y la catedral de Granada

Durante el siglo XVII, Granada ya no sería uno de los centros principales de la monarquía española. Sin embargo, se sigue desarrollando un arte de gran trascendencia liderado por el artista barroco Alonso Cano, iniciador de la escuela de pintura y escultura de Granada.

De su mano es la imagen de la Inmaculada que se ubica en la sacristía. También inició un proyecto de reforma de la fachada principal, introduciendo elementos barrocos, y que no se finalizó, entre otros motivos, por la muerte del artista. 
 


El Museo de la Capilla Real de Granada

Fueron Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón, los Reyes Católicos, quienes eligieron Granada como lugar de enterramiento. Más tarde, le seguirían Juana I de Castilla y Felipe I de Castilla.

Este edificio, que forma parte del conjunto de la catedral de Granada, es uno de los lugares más visitados de la ciudad y cuenta con un interesante Museo con pinturas de las escuelas flamenca, italiana y española, destacando entre otras La oración del Huerto de Sandro Botticelli, siendo una de las pocas obras que hay en España de este autor.  
 


También te puede interesar:​

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados