Los pasos necesarios para solicitar una tarjeta de crédito

Nuestro banco nos pedirá que justifiquemos ingresos, no tengamos deudas pendientes ni seamos morosos. Son los principales pasos para solicitar una tarjeta de crédito.

Los pasos necesarios para solicitar una tarjeta de crédito
Los bancos analizan nuestros ingresos y morosidad antes de conceder una tarjeta de crédito.

Solicitar una tarjeta de crédito puede ser tan sencillo como queramos. La primera opción siempre debe ser nuestro banco de toda la vida, que es el que menos problemas nos debe plantear para concedernos esta herramienta de pago, además de conseguir un umbral crediticio mayor.

Vamos a analizar con detalle los pasos que hay que dar para conseguir una tarjeta de crédito.

En primer lugar, debemos probar nuestra capacidad de endeudamiento. Por este motivo, nuestro banco debe ser la primera opción: ya conocen cuáles son nuestros ingresos mensuales.

Para ello, tenemos que aportar las últimas nóminas, si somos trabajadores por cuenta ajena o autónomos con empresa, o la declaración trimestral del IVA para aquéllas personas que realicen una actividad por cuenta propia. De una forma o de otra, es posible que también debamos facilitar al banco nuestra última declaración de la renta.

Para facilitar el trabajo, también podemos aportar algún ingreso extraordinario atípico, como el alquiler de algún inmueble o algún dinero que sepamos que vamos a recibir en breve.

Nuestro banco o aquel al que optemos por ir pedirá información sobre nuestro historial de deudas, para lo cual deberemos firmar alguna que otra autorización. Con el fin de solicitar una tarjeta de crédito, nuestro banco o caja de ahorros pedirá información al Centro de Información de Riesgos del Banco de España (Cirbe) y consultará si aparecemos en algún registro de morosos, como Asnef.

Estos pasos, como es normal, son idénticos a los que debemos dar para solicitar un crédito o la financiación de cualquier producto. Una tarjeta de crédito, entre otras cosas, sirve para eso, para financiar compras, de ahí que éstos sean requisitos imprescindibles.

Pero aún nos queda el último paso para solicitar una tarjeta de crédito. En este caso, debemos negociar con el banco el umbral crediticio que queremos conseguir, aunque lo normal es que se sitúe en torno a los 1.500-1.800 euros. Para ello, debemos saber exactamente el uso que vamos a dar a la tarjeta de crédito para no quedarnos cortos o largos con el límite del que disponemos.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados