Los mejores juguetes caseros para perros y sin gastar dinero

Aprende a crear juguetes caseros para perros que permitan a tu mascota ejercitar la mente y el cuerpo, y que además le ayuden a desarrollar sus habilidades.

Los mejores juguetes caseros para perros y sin gastar dinero
4 ideas sencillas para que tu perro se divierta

Crear juguetes caseros para perros es la mejor opción para ahorrar dinero y ofrecerle a nuestra mascota un juego divertido e interactivo.

Fabricar estos juguetes caseros no es para nada complicado y no necesitarás invertir demasiado tiempo. Además, estos juguetes ayudarán al desarrollo cognitivo, social y emocional de tu perro.

A través de Internet encontrarás numerosos tutoriales e ideas para fabricar juguetes caseros para perros. Nosotros hemos hecho una pequeña recopilación con algunas de las mejores y más sencillas propuestas.

 

LOS MEJORES JUGUETES CASEROS PARA PERROS


 

Juguete antiestrés con una botella de plástico

Nuestro primer juguete casero para perros es una adaptación del famoso Kong, del que ya hablamos en este artículo de juguetes interactivos. Para fabricarlo tan solo necesitas una botella de plástico y un punzón (o cualquier otra herramienta que pueda perforar la botella). Con la punta del punzón caliente, haz diversos agujeritos a lo largo de toda la botella, después introduce comida o snacks dentro de la botella y tápala.

La idea de este juguete es que conforme tu perro muerde, mueve y tira de la botella, irán saliendo al exterior pequeños trozos de recompensa, en este caso, los snacks que hemos introducido previamente.
 

Mordedor canino con una pelota de tenis y un calcetín viejo

Este juguete es muy fácil de hacer, tan solo tienes que introducir la pelota de tenis en un calcetín viejo y largo que tengas por casa. Para que la pelota quede fija en el calcetín, puedes hacer un nudo para asegurarla, y listo. Ya tenemos un sencillo mordedor con el que ambos os podréis divertir, jugando al tira y afloja.

Si lo prefieres también puedes salir al parque a jugar a lanzar y recoger el mordedor. De este modo, tu perro hará algo más de ejercicio, lo que también aumentará su bienestar físico y mental.

Este mismo juguete también se puede fabricar haciendo dos agujeros a la pelota de tenis para introducir la cuerda en su interior. Después tan solo tienes que anudar bien los extremos de la cuerda para que la pelota no se escape, y… ¡Voilà! Ya tenemos nuestro mordedor.
 

Trenza colorida con ropa vieja

Con dos camisetas viejas y unas tijeras puedes conseguir la clásica cuerda trenzada para que tu perro pueda morder y jugar al tira y afloja. Corta la tela de una camiseta vieja, realizando 9 tiras verticales, junta todas las tiras y haz un nudo en uno de los extremos. Después puedes dividir las tiras en grupos de 3 para que las trezas queden más gruesas, ahora solo te falta trenzarlas. Asegúrate de que estén bien apretadas para que el juguete sea resistente.

Puedes probar a incorporar premios, pequeños snacks, entre las cuerdas. Esto llamará la atención de tu mascota e incentivará todavía más el juego, ya que a través del olfato, tu perro sabrá que hay algo bueno escondido en el interior.

 

Frisbee casero

Este es uno de los juguetes caseros para perros más populares, y seguro que al tuyo le encantará. Para su fabricación tan solo necesitas un trozo largo de una manguera y cinta adhesiva resistente. Dobla la manguera en forma circular y une los dos extremos con la cinta adhesiva, asegúrate de que quede bien sujeto, y listo. Ahora solo tienes que salir al aire libre para probar el frisbee casero con tu perro.



Recuerda que es importante que tu perro no se aburra, así que para que no se canse rápidamente, puedes ir cambiando de juguetes y probar con diferentes propuestas.


También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados