Los factores de tasación en la venta de vivienda habitual

¿Qué factores de tasación son más determinantes para fijar el precio en una venta de vivienda habitual? Adquiere una valoración objetiva.
 

Los factores de tasación en la venta de vivienda habitual
La ubicación, el tamaño y la distribución, elementos clave

Vender una casa no es una decisión que se tome todos los días. Por ello es necesario que se tomen en cuenta cada aspecto que pueda influir en el éxito o fracaso de la operación. Como por ejemplo, el precio.

Mientras tratar de vender por encima del valor dificultará la venta, vender por debajo del mismo nos hará perder plata. Estas situaciones se pueden evitar con una tasación hecha por un especialista, que objetivamente fijará un precio adecuado.

En las siguientes líneas te contamos cuáles son los factores que mayor peso tienen en una tasación para la venta de vivienda habitual.

Elementos de mayor peso en la venta de vivienda habitual



Hay una gran cantidad de variables que influyen en el precio que puedas llegar a pedir a la hora de hacer la venta de vivienda habitual. Los que te mencionamos a continuación.


La ubicación

No en vano es la primera variable que tienes que escoger en cualquier sitio web de compra-venta de inmuebles. Una vivienda ubicada en un lugar céntrico, con buen acceso a servicios públicos y que esté rodeada de áreas de interés se puede vender con mucha mayor facilidad y a mayores precios que una que quede más alejada de todo.



El tamaño y la distribución del mismo

A la hora de hacer la venta de vivienda habitual, el espacio también es un factor determinante.

No sólo interesa la cantidad de metros cuadrados que tenga el inmueble, sino que tan inteligentemente esos metros han sido distribuidos para crear los diferentes ambientes del lugar.
 


Los servicios

Si el inmueble que se va a vender ya tiene los servicios instalados, o tiene la infraestructura para solicitarlos, será mucho más fácil de vender que uno que no los tenga. Son pocos los clientes dispuestos a comprar una vivienda para luego tener que gastar más dinero acondicionándola… a menos que la hayan adquirido a muy bajo precio.

Las conexiones para internet de alta velocidad, los certificados de eficiencia energética y una buena red de saneamiento son elementos que pueden cerrar o impedir una venta.
 


La calidad de la construcción

Aunque se pueda pensar que las casas más viejas cada vez atraen menos clientes, se considera más importante la calidad de la construcción y – por supuesto – el estado de conservación de la misma.

Aunque cada vez más los clientes elijan construcción moderna, una vivienda antigua que esté bien hecha y bien conservada siempre se podrá vender con facilidad.



La ventilación del inmueble

Los clientes siempre valoran positivamente que una vivienda tenga ventilación natural y en cambio, rechazarán sin dudas una que sea muy cerrada.

 

La importancia de la tasación

El comprador siempre va a pensar que el vendedor está tratando de obtener el mayor valor posible, y va a querer pagar por su parte lo menos que pueda.

Por esto, es tan importante que a la hora de empezar el proceso de venta de vivienda habitual, se haga una valoración objetiva que elimine o reduzca el regateo. Una que considere pertinentemente todos los factores que mencionamos anteriormente y ponga un precio final en base a los mismos.


También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados