Los 5 requisitos necesarios para optar a préstamos rápidos con Asnef

Para que nos concedan préstamos rápidos con Asnef, deberemos avalarlos con nóminas, propiedades inmobiliarias y objetos de valor.

Los 5 requisitos necesarios para optar a préstamos rápidos con Asnef
Garantías de los préstamos rápidos con Asnef
  • Los avales son necesarios para pedir prestada una cantidad superior a 600 euros

No es la primera vez que tratamos el tema del crédito para las personas inscritas en listados de morosos. Normalmente se recomienda pedir financiación solamente en casos de extrema necesidad y siempre cantidades pequeñas, para no endeudarse aún más. De hecho, la mayoría de las empresas de capital privado que ofrecen préstamos rápidos con Asnef suelen conceder un límite máximo de 600 euros. En esos casos no es necesario contar con garantías adicionales. 

 

Sin embargo, cuando la cantidad que se necesita es mayor, las financieras cierran el grifo. Son más flexibles que las entidades bancarias, pero también centran sus esfuerzos en buscar la forma que les garantice que van a recuperar su dinero.

 

Los préstamos rápidos con Asnef necesitan garantías


Lo normal es que concedan préstamos rápidos con Asnef siempre y cuando se reúnan alguno de estos 5 requisitos:

 

1. Nómina: La mejor forma de demostrar la solvencia son las nóminas. Demuestran que tenemos ingresos periódicos.

 

2. Propiedad inmobiliaria: Hay empresas a las que les basta con una escritura de propiedad libre de hipoteca que sirva como garantía en caso de impago. El importe máximo concedido suele ser, cómo máximo, el equivalente al 20% del valor de tasación del inmueble. A diferencia de los bancos tradicionales, el propietario puede ser el solicitante o una tercera persona. 

 

3. Vehículos: Los coches, motos, vehículos industriales y/o embarcaciones (menos de 10 años) también sirven como garantía en algunos casos.

 

4. Otros bienes tangibles: Aquí se incluyen todos los objetos cuyo valor se va incrementando con el paso de los años. Estaríamos hablando, por ejemplo, de metales preciosos, joyas valiosas o antigüedades. Hay financieras que también aceptan aparatos de última generación, tales como portátiles o tablets.

 

5. Avales: Si no tenemos ni nómina, ni bienes muebles o inmuebles, sólo nos queda pedir a alguien de confianza que nos avale. Esta opción es la más sensible, puesto que tenemos que tener muy claro que si dejamos de pagar estaremos arrastrando al pozo a otra persona.

 

Resumiendo: Los préstamos rápidos con Asnef se dividen en personales e hipotecarios. Optar por uno u otro dependerá de las garantías que podamos aportar.

 

Lea también:

En ASNEF - Trabajar con tarjetas de crédito »

Para empresas - Cuentas corrientes sin comisiones. »

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados