Lo que esconden las tarjetas de crédito con Asnef

Si la deuda que nos ha hecho entrar en el listado de morosos no ha acabado con nuestra economía, seguro que la que contraigamos con las tarjetas de crédito con Asnef sí que lo harán

Lo que esconden las tarjetas de crédito con Asnef
¿Crédito o usura?
  • Debemos exigir que nos quiten la modalidad de pago aplazado y abonar todas las compras a fin de mes

Da igual que operen por Internet o que necesiten captar clientes de la forma que sea. Los bancos no conceden tarjetas de crédito con Asnef. Si tenemos deudas y estamos inscritos en el registro de morosos, no nos quedará más remedio que pagar lo que debemos, presentar un aval o demostrar con mil y un papeles que tenemos una solvencia económica más que suficiente para pagar todas las deudas que podamos contraer. Y aún así puede que nos denieguen la tarjeta.

 

Solamente algunas empresas y financieras se atreven a conceder tarjetas de crédito con Asnef. Pero si estamos en esta situación, tenemos que preguntarnos por qué lo hacen. Evidentemente, porque les interesa. Se aprovechan de la escasez de ofertas de crédito y de la gran demanda actual para cobrar unas comisiones altísimas, que se convierten en usura cuando se aplazan los pagos de la tarjeta. ¿Te imaginas cuánto acabarías pagando por una tarjeta con un límite de 30.000 euros a devolver en 10 años con unos intereses que pueden llegar al 60% TAE?

 

Si la deuda que nos ha hecho entrar en el listado de morosos no ha acabado con nuestra economía, seguro que la que contraigamos con las tarjetas de crédito con Asnef sí que lo harán. Por eso, si no sabemos controlar nuestro gasto, es mejor optar por las tarjetas de débito hasta que nos recuperemos y saldemos todas nuestras deudas. Entonces podremos solicitar tarjetas de crédito más baratas. 

 

¿Qué no podemos esperar y tenemos que conseguir sea como sea tarjetas de crédito con asnef? Pues lo mejor es que aprendamos de nuestros errores y no acumulemos más gastos de los que podamos afrontar (los intereses por descubierto pueden llegar a ser del 30%). Además, debemos exigir que nos quiten la modalidad de pago aplazado (60% TAE) y abonar todas las compras a fin de mes. Sólo así podremos salir del bache.

 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados