Consejos para limpiar la lavadora: clave para su mantenimiento

Limpiar la lavadora en cuatro sencillos pasos es tan fácil como usarla a diario, tan sólo requiere de un poco de tiempo para su mantenimiento y puesta apunto.

Consejos para limpiar la lavadora: clave para su mantenimiento
Un repaso al filtro, el tambor, la goma y el cajetín del detergente

Hay que aprender tantas cosas para que tu casa siempre esté impecable, que se traduce en una lista interminable de trucos de limpieza, consejos de mantenimiento, productos que tener a mano, sugerencias de uso…

Y si a todo esto le añadimos las mil y una tareas y trabajos del día a día, las jornadas terminan convirtiéndose en carreras de obstáculos que muchas veces nos cuesta trabajo superar.
 
Pero sí, una vez al año ¡al menos!, tendríamos que apuntarnos en nuestro calendario sacar un huequito para mimar a nuestra máquina de lavar y limpiar la lavadora, realizándole una puesta a punto que la deje como nueva y le permita seguir centrifugando con toda su potencia y siga eliminando todas y cada una de nuestras manchas diarias.
 

Limpiar la lavadora a fondo en cuatro pasos



Limpiar el tambor

Para limpiar a fondo el tambor y eliminar la suciedad que puedan dejar los restos de jabón, una opción muy eficaz es poner un lavado con la lavadora vacía, con temperatura alta, y añadiendo bicarbonato y vinagre de limpieza.

Finalizado el lavado, la dejaremos ventilar con la puerta abierta.

 
Limpiar los filtros

Pelusas, botones, monedas… todo se va acumulando en los filtros, obstruyéndolos. Por eso, extraerlos regularmente y pasarles un cepillo y limpiarlos eliminando toda la suciedad es algo que no podemos dejar pasar por alto si queremos alargar la vida de nuestra lavadora y si esperamos unos lavados con centrifugados potentes y eficientes eliminando manchas.
 

Limpiar el cajetín del detergente

Limpiar la lavadora incluye también el cajetín. Dependiendo de la puntería de cada uno al echar el detergente, el cajetín puede contener muchos o muchísimos restos de jabón y suavizante.

Lavarlo es tan sencillo como extraerlo y ponerlo debajo del gripo, donde con un poco de agua tibia conseguiremos remover todos los restos de jabón.
 

Limpiar la junta de goma

Con un trapo húmedo y un poco de detergente, lejía o amoniaco, se aconseja frotar la goma hasta eliminar todos los posibles restos de detergente y suciedad acumulados lavado tras lavado.

Si se concentra mucha humedad en la goma, puede dar lugar a hongos y malos olores (estar pendientes de eliminar con un trapo los restos de agua y detergente que puedan quedar después de cada lavado es una buena opción de mantenimiento).
 
Además de los consejos anteriores, un cuidado y mantenimiento diario ayudará a que se mantenga impecable por más tiempo.

Por eso, deberemos estar atentos y adoptar ciertos buenos modos de uso como: no cargar en exceso, ventilar el tambor después de cada uso, limpiar con frecuencia para que la suciedad no se acumule.
 

También te puede interesar:

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: