Límites de alcoholemia en España, todo lo que debes saber

¿Conoces los límites de alcoholemia en España? Descubre cuáles son, así como los tipos de sanciones que son impuestas por sobrepasarlos.

Límites de alcoholemia en España, todo lo que debes saber
Conoce cómo actúa la Ley de Seguridad Vial

Cada vez resulta menos frecuente encontrar conductores que superan las tasas de alcoholemia permitidas por la Ley de Seguridad Vial en España. Quizás este hecho sea fruto de las campañas de concienciación o puede que  como consecuente de las duras sanciones que existen en la actualidad para aquellas personas que superan los límites de alcoholemia permitidos. Sin embargo, subirse al coche y conducir con dos copas de más sigue siendo igual de peligroso, tanto para el conductor como para el resto de personas con las que este comparte la vía.

Los agentes realizan controles de alcoholemia rutinarios con el objetivo de evitar que aquellas personas que han bebido cojan el coche. Ya que el consumo de alcohol varía la percepción de la realidad, del mismo modo que aumenta el tiempo de reacción, poniendo en peligro la seguridad vial.

Recuerda que si vas a conducir es importante que no consumas alcohol, ya que si eres sorprendido durante un control de alcoholemia y superas los límites que la Ley de Seguridad Vial permite, deberás enfrentarte a sanciones que, en el más extremo de los casos, te podrían llevar a la cárcel.

Toda la información sobre los límites de alcoholemia en España

 

¿Cuáles son los límites de alcoholemía?

  • 0,25 mg/lg en aire espirado o 0,5 g/l en sangre para todos los conductores.
  • 0,15 mg/lg en aire espirado o 0,3 g/l en sangre para conductores profesionales y noveles.

 

¿Qué dice la Ley de Seguridad Vial?

La conducción bajo los efectos del alcohol con tasas superiores a las permitidas supone diferentes tipos de sanciones. Por ello, debes saber que en un control de alcoholemia:

  • Con una tasa de 0,05 g/l en sangre hasta un 0,45 g/l no es motivo de multa, excepto para conductores noveles y profesionales. Sin embargo, si durante la prueba de alcohol no das 0,0, los agentes podrán realizarte el test de drogas.
  • Con una tasa de 0,55 g/l en sangre hasta un 1,15 g/l, la infracción se considera muy grave y la multa puede suponer un valor de entre 300 y 600 euros, además de la suspensión del permiso de conducción hasta por tres meses y la pérdida de 4 puntos.
  • Con una tasa de 1,25 g/l en sangre hasta un 1,55 g/l, la infracción se considera delito y supone un castigo de 3 a 6 meses de prisión o una multa de 6 a 12 meses y trabajos a la comunidad de 30 a 90 días, además de la retirada del carné de conducir durante 1 y 4 años, lo que supone hacer un curso de reciclaje.

 

¿Qué pasa si te niegas a soplar?

En el caso de que te niegues a ser sometido a las pruebas de alcoholemia cuando un agente te lo solicite, podrás ser sancionado con una infracción muy grave, la cual supone una multa de entre unos 300 y 600 euros, pa suspensión del permiso de conducir hasta durante tres meses y la pérdida de 6 puntos.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados