Ley de Propiedad Horizontal, así se regulan las comunidades de vecinos

La Ley de Propiedad Horizontal regula las comunidades de vecinos, desde el nombramiento de los cargos de la comunidad hasta la celebración de las juntas.

Ley de Propiedad Horizontal, así se regulan las comunidades de vecinos
Actualmente rige la Ley 8/2013, de 26 de junio, de Rehabilitación, Regeneración y Renovación urbanas

Gestionar y administrar una comunidad de vecinos no es fácil. Aparte de hacer cumplir los estatutos hay que respetar la norma que regula toda comunidad de propietarios o de vecinos: la Ley de Propiedad Horizontal. Dicha norma regula desde el nombramiento de los cargos de la comunidad hasta la celebración de las juntas.

Y además esta ley cambia con frecuencia, por lo que hay que estar al tanto de las novedades. Como las establecidas en la Ley 8/2013, de 26 de junio, de Rehabilitación, Regeneración y Renovación urbanas (publicada en el BOE el 27/06/2013) y que es la que rige actualmente.

El principal objetivo de la citada ley es regular las condiciones básicas que garanticen un desarrollo competitivo y sostenible del medio urbano.


 

Características de la Ley de Propiedad Horizontal



En cuanto a las modificaciones, conviene tener en cuenta una serie de cambios importantes. Unos son para bien, otros no tanto.
 
  • El nuevo propietario de una vivienda en la que se deba dinero a la comunidad debe hacer frente a los pagos del año en curso más los tres anteriores (antes era el año actual y el anterior).
 
  • Las votaciones por unanimidad casi han desaparecido.
 
  • Las actuaciones y obras en materia de accesibilidad son de carácter obligatorio si así lo requiere el propietario de una vivienda en la que residan o trabajen personas con discapacidad o mayores de 70 años. Si el importe supera el equivalente al de 12 mensualidades debe aprobar la obra 3/5 partes de los propietarios.
 
  • Para instalar un punto de recarga de vehículos eléctricos para uso privado en la plaza individual de garaje solo será necesario comunicarlo a la comunidad por adelantado. El coste de la instalación y la luz los pagará el interesado. 
 
  • Cualquier obra o cambio (incluidos trabajos para eliminar barreras arquitectónicas, segregaciones o cambios de ventanas, por ejemplo) que se lleve a cabo en el edificio, no importa el tamaño que tenga, debe contar con el permiso de la Administración. Por tanto hay que tener en cuenta los gastos generados por la presentación de proyecto y las inspecciones correspondientes.
 
  • Las obras necesarias para "el adecuado mantenimiento y cumplimiento del deber de conservación del inmueble y sus servicios comunes, incluyendo los requisitos básicos de seguridad, habitabilidad y accesibilidad universal, así como las condiciones de ornato y cualesquiera otras derivadas de la imposición de la Administración del deber legal de conservación" no necesitarán la aprobación de la junta de propietarios. 

Esto choca con lo establecido en el artículo 14 c) de la Ley de Propiedad Horizontal, donde se recoge que es competencia exclusiva de la junta de propietarios, "aprobar los Presupuestos y la ejecución de todas las obras de reparación de la finca, ordinarias y extraordinarias..."



También te puede interesar:
 
 

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: