Latigazo cervical, causas y consecuencias más comunes

Latigazo cervical, una lesión considerada leve y que se produce cuando los algunos músculos del cuello se comprimen por un lado estiran por el contrario.

Latigazo cervical, causas y consecuencias más comunes
Sentarnos correctamente en el coche es muy importante

El latigazo cervical constituye un accidente común que dicen puede llegar a afectar hasta un 30% de los afectados en siniestros. Aparentemente se trata de una lesión leve, pero puede llegar a convertirse en un problema para la víctima.

El latigazo cervical ocurre cuando al recibir un golpe con el coche es muy posible que algunos músculos del cuello acaben comprimidos por un lado mientras que los del lado contrario se estiran, retornando posteriormente a su posición original. El ejemplo más claro sería el del movimiento de un látigo en el aire. De ahí el origen del nombre.

Suele producirse en pequeñas colisiones, incluso ocurridas a baja velocidad, así como en choques laterales. El latigazo cervical es una especie de mecanismo que la producirse instantáneamente el cuerpo se lesiona.
 

Latigazo cervical, consecuencias y prevención

El cuello está compuesto por vértebras, ligamentos, músculos, vasos sanguíneos… Cuando se produce una aceleración brusca o una desaceleración repentina se puedan dañar cualquiera de estos componentes.

La gravedad del latigazo cervical puede ir desde un esguince leve hasta, en casos extremos, desembocar en la tetraplejia. En los niños las lesiones pueden ser incluso más graves al existir una desproporción entre la cabeza y el tronco que aumenta las posibilidades de que el cuello sufra más con el latigazo cervical.

Por muy leve que sea el esguince cervical la recuperación suele ser lenta y requerir inmovilización. Durante este periodo no se podrá conducir. Puede llevar aparejados náuseas, dolores de cabeza, vértigos… Si continúan durante mucho tiempo afectará también al estado de ánimo de la víctima.
 

Prevención del latigazo cervical

Los accidentes de tráfico pueden deberse a muchas causas,  unas por culpa nuestra y otras imprevisibles.  Para evitar o minimizar los daños de un latigazo cervical podremos seguir las siguientes recomendaciones:

Sentarse correctamente

Muchas de las agravaciones del latigazo cervical provienen de no estar bien sentados en el coche. Tanto el acompañante que va dormido en el asiento como cuando se conduce con una sola mano.

Guardar siempre la distancia de seguridad

Cuando no lo hacemos y el coche que va detrás de nosotros nos golpea, seguramente acabaremos chocando también con el coche de delante. En este caso recibiríamos dos latigazos cervicales en lugar de uno. Al habitual cuando hay retenciones y los coches no dejan el suficiente espacio entre unos y otros.

Anticiparse al problema

Siempre hay que intentar anticiparse a un posible problema, así podremos reaccionar a tiempo. Al menos, si no podemos evitar el golpe, podremos proteger el cuello al tensar sus músculos ante un inminente impacto. Al tensarlos se forma un cojín cervical natural que ayuda a proteger el cuello.

 

También te puede interesar:

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: