Las 5 coberturas que no deben faltar en un buen seguro de moto

Accesorios, responsabilidad civil, gastos médicos, colisión y todo riesgo son las coberturas que no deben faltar en un buen seguro de moto

Las 5 coberturas que no deben faltar en un buen seguro de moto
Protégete física y legalmente
  • ¿Sabías que el 5% de los motoristas sigue sin usar casco?

 

En España hay casi cinco millones de motos en circulación, y del total de accidentes, en el 15% está implicado este vehículo. En caso de colisión contra un coche, el motorista siempre se lleva la peor parte. Por eso es fundamental ir bien protegido física y legalmente. La inversión necesaria para proteger bien el cuerpo no llega a los 1.000 euros (ver gráfico), muy poco si tenemos en cuenta que unos buenos accesorios pueden salvarnos la vida. Protegernos con un buen seguro de moto tendrá un mayor o menor coste, dependiendo de la aseguradora y las coberturas contratadas. 

 

No siempre la compañía que nos ofrece el seguro de moto más caro es la mejor. Por eso es necesario investigar bien el mercado y comparar las pólizas, para ver cual se adecua más a nuestras necesidades reales. Y a nuestro bolsillo. Hoy día lo tenemos fácil gracias a los comparadores y a los foros de Internet. Nos encontraremos con un sinfín de coberturas, pero, para no liarnos, debemos fijarnos en las 5 principales:

 

1. Accesorios. El seguro de moto suele proteger accesorios de la moto como las piezas cromadas, la radio, las alforjas, los asientos o los respaldos. Debemos fijarnos muy bien en que también esté incluido el casco.

 

2. Responsabilidad civil. Cubre los daños a terceros, tanto físicos como materiales. Además, la compañía de seguros se hace cargo de los costes de la defensa legal del motorista, llegado el caso.

 

3. Gastos médicos. Traumatismo craneal, quemaduras en la piel o huesos rotos son las heridas que suelen sufrir los motoristas. Así que un buen seguro de moto debería cubrir todos los gastos médicos del piloto y de su pasajero, aunque el accidente haya sido culpa del motorista. 

 

4. Colisión. Si la moto golpea a un tercer vehículo o destroza alguna propiedad, el seguro de moto tendría que cubrir esos daños.

 

5. Todo riesgo. Si usas la moto a diario y sueles aparcarla en lugares sin vigilancia, es recomendable que tu póliza incluya el robo. Lo más seguro es que para poder beneficiarte de esta cobertura, la aseguradora te obligue a contratar un seguro de moto a todo riesgo. Es más caro, pero también te protege contra incendios, inundaciones o actos vandálicos.

 

Ahora que sabemos cómo proteger nuestra moto, no debemos olvidarnos de proteger nuestra cabeza. ¿Sabías que el 5% de los motoristas sigue sin usar casco? Aparte de los daños irreversibles que pueden sufrir, deben tener en cuenta que el seguro de moto sólo protege a quienes lleven puesto el casco en caso de accidente. 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados