La misa del gallo, como nunca antes te la habían contado

La misa del gallo es una de las ceremonias religiosas más conocidas a nivel mundial, descubre más acerca del origen y la historia de esta celebración.

La misa del gallo, como nunca antes te la habían contado
Esta liturgia católica conmemora el nacimiento de Jesús



Tras la tradicional cena de Nochebuena, en la medianoche del 24 al 25 de diciembre, se celebra una de las misas más populares del año, la misa del gallo o misa de gallo.

Esta tradición católica es una de las más arraigadas, viene celebrándose desde hace miles de años y todavía hoy se mantiene en numerosos países y regiones del mundo, como es el caso de España.

Sin embargo, a pesar de su popularidad, sabemos muy poco acerca de los orígenes de este rito e incluso acerca de su particular nombre.

A continuación te explicamos más sobre la misa del Gallo, una cita obligatoria para todos los feligreses, y una ceremonia que recibe el día de Navidad y conmemora el nacimiento de Jesucristo.



Origen de la misa del gallo


La mayoría de los historiadores coindicen en que la misa del gallo tiene su origen en la Roma del siglo V, cuando el Papa Sixto III instauró la costumbre de celebrar una misa de vigilia nocturna para conmemorar el nacimiento del Mesías, y la llegada de la Navidad.

Se dice que la Santa Misa se celebraba en un pequeño oratorio situado detrás del altar de la Basílica de Santa María la Mayor en Roma, también llamado ad praesepium, que quiere decir el pesebre.

Sin embargo, existen otras versiones bastante más visionarias que señalan que el origen de este rito proviene de una antigua fábula.

Esta fábula cuenta que fue un gallo el primero en presenciar el nacimiento de Jesús y el encargado de pregonar dicho acontecimiento con su canto.



¿Por qué misa del gallo?

Además de la versión de esta fábula, existe otra explicación por la cuál esta liturgia se denomina misa del gallo. Esta explicación viene de la mano de los romanos, quienes señalaban el inicio de un nuevo día con el canto del gallo, y éstos cantaban a medianoche.

El Papa Sixto III introdujo esta Santa Misa con el objetivo de celebrar el nacimiento de Jesús con el inicio del día de Navidad, el 25 de diciembre, sin necesidad de esperar a la salida del sol.

Otras versiones también apuntan a un motivo mucho más simple, y es que en la mayor parte de los hogares el menú de la cena de Nochebuena era un gallo asado.




Cambios y alteraciones

A pesar de ser una tradición muy arraigada, la misa del gallo ha sufrido numerosas alteraciones en el horario, esto se ha debido en gran parte a las necesidades de la comunidad católica.

El acontecimiento más destacado fue cuando el propio Vaticano, por razones de salud del entonces Papa, Benedicto XVI, decidió oficiar la Santa Misa a las 22:00 del 24 de diciembre, dos horas antes del horario histórico.
 


También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados