¡Aumenta hoy tus posibilidades de encontrar empleo!

La importancia de la Formación Profesional para el Empleo

Conoce todo lo que necesitas saber sobre la Formación Profesional para el Empleo y su importancia a la hora de favorecer la empleabilidad.

 

La importancia de la Formación Profesional para el Empleo
Una formación dirigida tanto a profesionales empleados como desempleados.

La Formación Profesional para el Empleo tiene como objetivo aumentar y favorecer el desarrollo de las competencias profesionales tanto de empleados como desempleados.

Esta formación es totalmente subvencionada, ya sea a través de fondos del estado o del Fondo Social Europeo, y de la cuota de Formación Profesional de las empresas.

La importancia de la Formación Profesional para el Empleo reside principalmente en que contribuye a la creación de empleo, la competitividad empresarial y el desarrollo profesional de los trabajadores. 

 

Cómo funciona la formación profesional para el empleo

 

Todos estos cursos están gestionados por el Servicio Público de Empleo Estatal y las respectivas Administraciones de cada Comunidad Autónoma, en este caso son las Consejerías de Empleo. Estas Consejerías son las encargadas de gestionar la oferta formativa y es ahí donde encontrarás toda la información necesaria. 

Puedes acceder a las diferentes administraciones a través de este enlace.

Como podrás comprobar existen una gran variedad de cursos y existe la posibilidad de realizarlos de forma presencial, semipresencial o a distancia.

Al finalizar con éxito la formación, los trabajadores recibirán un certificado homologado y expedido por la entidad que imparte el curso.

 

Tipos de formación profesional para el empleo

 

Formación bonificada

Es la formación programada por las empresas dependiendo de sus necesidades propias y las de sus trabajadores.

El objetivo de este tipo de formación es desarrollar las competencias de los trabajadores para contribuir a que las empresas aumenten su productividad y competitividad.

La empresa decide cuál es la formación que necesita, cómo la va a organizar y cuándo se va a realizar. Para ello las empresas obtienen ayudas económicas a través de las cuotas de Formación Profesional en las cotizaciones a la Seguridad Social.

Los trabajadores también tienen la posibilidad de satisfacer sus necesidades de formación a través de los denominados Permisos Individuales de Formación, con los que pueden asistir a cursos de acreditación oficial. 

En este caso, la empresa será compensada por los costes salariales que pueda conllevar la ausencia de los empleados en sus puestos de trabajo.
 

Formación de subvencionada

Adaptada a las necesidades del mercado laboral, este tipo de formación va dirigida tanto a los empleados como a los desempleados.

Es impartida por centros de formación acreditados y organizaciones empresariales y sindicales. Tras su debida acreditación, estas entidades recibirán las ayudas económicas necesarias para impartir dichos cursos.

Este tipo de Formación Profesional para el Empleo es únicamente gestionada por las Comunidades Autónomas.

El objetivo de la formación subvencionada es apoyar a las empresas y favorecer la promoción profesional de los trabajadores, que se irán adaptando a las nuevas necesidades del mercado.


También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados