¿Qué es y para qué sirve la etiqueta energética?

Te contamos por qué es importante conocer qué es la etiqueta energética  y qué información puedes encontrar en ella.
 

¿Qué es y para qué sirve la etiqueta energética?
Te ayuda a ahorrar en tu factura de luz

La etiqueta energética es una pegatina informativa que aparece en todos los electrodomésticos, desde hace ya algunos años.

Seguro que la has visto en todos los aparatos de consumo doméstico. 

Pero ¿sabes en realidad qué es y qué implica?

A continuación te contamos qué es la etiqueta energética y sobre todo, en qué te afecta. Porque por si no sabes, esto va a suponer cierto ahorro en tu factura de luz



¿Qué es la etiqueta energética?

 
La etiqueta energética es simplemente una herramienta informativa que permite a los compradores de electrodomésticos conocer de manera rápida y sencilla los niveles de consumo y la eficiencia energética de un aparato eléctrico.

Actualmente se encuentran en:
 
  • Congeladores y frigoríficos.
  • Hornos.
  • Aires acondicionados.
  • Lavarropas y lavavajillas.
  • Lavadoras y secadoras.
  • Fuentes de luz.
 

¿Qué información se encuentra en esta etiqueta?

 
En la etiqueta energética se incluyen de la manera más clara posible un conjunto de informaciones que son determinantes a la hora de que el comprador deba decidir cuál electrodoméstico comprar. Mientras algunas de las informaciones que se muestran en esta etiqueta variarán entre – por ejemplo – una heladera y un lavarropa hay al menos tres que están presentes en todos los electrodomésticos, sin importar su finalidad: la escala de categorías en colores, el nivel o clase energética en el que se encuadra dicho aparato específicamente y el consumo energético anual, expresado en Kilowatts.

La mayoría de las etiquetas que se ven hoy evalúan el consumo de los diferentes electrodomésticos en 7 categorías. Mientras algunas usan niveles desde la A hasta la G, otras incluyen tres niveles plus y llegan sólo hasta la letra D. Aunque es menos común algunos aparatos tienen etiquetas de 10 categorías: desde la A+++ hasta la G.  Pero sea cual sea la escala toda etiqueta energética lista los diferentes niveles en colores, de la siguiente manera:
 
  • Las categorías verdes, la llevan los aparatos más eficientes, los que garantizan un consumo más eficiente y un mayor ahorro, además de ser los más respetuosos con el medio ambiente.
  • La categoría amarilla, que representa el punto medio o el estándar.
  • Las categorías naranjas y rojas, usadas para los artefactos menos eficientes, mientras más cercanas a rojo mayor será el consumo y la contaminación ambiental de estos con respecto al estándar.
 

El ahorro según la clase energética

 
El ahorro para la clase energética más eficiente puede llegar a ser desde más del 50 % en relación al estándar y el gasto adicional puede ser más del 25 % en el nivel más rojo. Si comparamos los extremos encontramos que el mismo electrodoméstico puede llegar a consumir hasta el triple por el mismo uso dependiendo de la categoría.

La información que ahora cualquiera puede consultar en cada etiqueta energética que existe no sólo permite hacer mucho más sencillo la elección de un electrodoméstico en detrimento de otro sino que obliga a todas las marcas a ofrecer productos cada vez más eficientes.

 
También te puede interesar: 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados