La custodia compartida y el pago de la pensión alimenticia

Conoce cómo funciona el régimen de custodia compartida y el pago de la pensión alimenticia, quién debe hacerse cargo de la pensión y durante cuánto tiempo.

La custodia compartida y el pago de la pensión alimenticia
El Tribunal Supremo establece que la custodia compartida no exime del pago de la pensión.

Custodia compartida y el pago de la pensión alimenticia no son necesariamente incompatibles. De hecho, en el caso de que si existe desproporción entre los ingresos de los progenitores, es obligatorio el pago de la pensión. Sin duda, el régimen de custodia compartida resulta el más adecuado en la mayor parte de los casos de divorcio, ya que los menores pueden continuar a tener una relación de convivencia con ambos progenitores.

Sin embargo, este régimen continua levantando algunas dudas sobre los requisitos que deben cumplir ambas partes y sobre las medidas económicas que deben fijarse. A continuación veremos cuál es la relación entre la custodia compartida y el pago de la pensión alimenticia, cuándo es obligatorio y cuáles las condiciones.

 

¿ES OBLIGATORIO EL PAGO DE LA PENSIÓN ALIMENTICIA?


 

El pasado mes febrero el Tribunal Supremo decretó la sentencia 55/2016, en la que se declara que la custodia compartida no dispensa a los progenitores de la obligación de abonar la pensión alimenticia de los hijos, siempre y cuando exista una desproporción entre los ingresos de ambos progenitores.

Esta sentencia ayuda a disipar cualquier duda, ya que tan solo en los casos en los que existan grandes diferencias salariales se fijará proporcionalmente una pensión alimenticia.

En el caso de que los ingresos de ambos progenitores sean similares, no es obligatorio abonar dicha pensión, ya que cada uno puede hacerse cargo de los gastos durante el tiempo que tenga a los menores en custodia.

De este modo, el régimen de custodia compartida y el pago de la pensión alimenticia pueden darse al mismo tiempo, lo que ayuda a beneficiar a los más perjudicados, los hijos. A partir de ahora es probable que ya no se solicite la custodia compartida solo por el simple hecho de evitar abonar una pensión a la otra parte.

 

LA PENSIÓN ALIMENTICIA

Es importante aclarar que la pensión alimenticia no solo incluye la comida de los hijos, sino todo lo indispensable para su sustento, como por ejemplo, la asistencia médica, la educación, la ropa, etc.

En definitiva, todos los gastos ordinarios están incluidos en la pensión de alimentación. Por el contrario, con los gastos extraordinarios, en el caso de que no se fije ninguna condición en el tribunal, cada progenitor debe abonar el 50% de los mismos.

Otro factor importante es que cuando se establece el régimen de custodia compartida y el pago de la pensión alimenticia, ésta no puede limitarse temporalmente. 

La pensión se mantendrá hasta que las circunstancias de la otra parte mejoren o hasta que los hijos obtengan independencia económica. Solo la pensión compensatoria puede ser limitada en el tiempo.

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados