Kakebo: un eficaz método de ahorro japonés

Te contamos todo para que comiences el año aprendiendo a administrarte mejor a través del método Kakebo, el libro de las cuentas de casa de los japoneses.
 

Kakebo: un eficaz método de ahorro japonés
Para aprender a ahorrar y a mejorar la administración de tus finanzas


Si el ahorro figura entre uno de tus buenos propósitos para este nuevo año, ¿qué mejor fecha que empezar a ponerte manos a la obra que enero? ¡Este es tu mes! Y todo cambio, si viene acompañado de un método para conseguirlo, mejor que mejor.

Por eso, queremos presentarte el método Kakebo, el método japonés para el ahorro por excelencia que ya muchos practican también en Occidente desde hace años.

En nuestro país, la editorial Blackie Books editó hace unos años un kakebo muy cuidado, con un diseño muy atractivo, con el que se coló en la rutina de los jóvenes más modernos, y poco a poco se ha ido extendiendo.
 

Cómo ahorrar con el método Kakebo


Si quieres aprender a ahorrar con el método Kakebo, tendrás que saber que exige cierta dedicación por tu parte. Y es que, al igual que el protagonista de la fabulosa película La vida secreta de Walter Mitty, tendrás que tener la paciencia de anotar regularmente todos tus gastos.

 

Hazte con un kakebo y anota tus gastos

Lo primero será comprarte un kakebo. Te recomendamos por ejemplo el de Blackie Books, disponible en Amazon por 17 euros. Y puedes encontrar on line toda la información detallada sobre cómo utilizarlo.
 
Comprobarás que, en definitiva, no es más que una libreta, o un libro, que tendrás que ir rellenando a modo de diario. Pero, en vez de apuntar en ella tus mejores hazañas, tendrás que anotar minuciosamente tus gastos. Cada día. Y hacerlo cuidadosamente en la partida que le corresponda.

Y aquí está una de las claves de este método, que te ayuda a clasificar tus gastos: gastos fijos, gastos en cultura, gastos en regalos, gastos en deporte, gastos en viajes, gastos en comida…  de esta forma, tomarás conciencia fácilmente de cuáles son aquellas partidas en las que sería conveniente que recortaras en la próxima semana, o en el próximo mes.
 

Toma conciencia de tus ingresos

Igualmente, en el kakebo tendrás que anotar tus ingresos. Poner todos tus ingresos por escrito, sobre todo si tienes varios pagadores o si tu profesión hace que tus ingresos no sean regulares, te ayudará especialmente a tomar conciencia de cuánto dinero estás ingresando cada mes.

Saber cuánto ingresamos será clave para normalizar los gastos y planificar el ahorro.
 

Vive con previsión

Una vez que tenemos por escrito nuestros ingresos y nuestros principales gastos, podemos ver día a día, semana a semana y mes a mes, los patrones de gastos que seguimos, y administrar las diferentes partidas con más conciencia y detenimiento.También es importante que sepas cómo afrontar las sorpresas de gastos imprevistos. 


Analiza la evolución

El método es más eficiente conforme más tengas relleno, porque así podrás ir viendo tu evolución y tomando conciencia de tus gastos, así como ir experimentando si realmente esos recortes te están ayudando a  ahorrar.
 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados