Jugar al parchís puede ayudarte a mejorar en tus finanzas

Jugar al parchís tiene mucho de estrategia, de planificación y paciencia, al igual que ocurre con el mundo de las inversiones.

Jugar al parchís puede ayudarte a mejorar en tus finanzas
Tanto en uno como en otro no debemos jugárnosla a una sola ficha

Normalmente relacionamos los juegos de azar con pérdida de dinero. Pero podría haber una excepción. Jugar al parchís podría ayudarnos a mejorar nuestras finanzas. Qué pena no haberlo sabido antes, cuando todavía tenía las tardes libres para quedar con las amigas y pasábamos el rato con este popular juego de mesa.

 

Semejanzas entre invertir y jugar al parchís

Para encontrar la relación entre jugar al parchís y aprender a invertir tenemos que empezar por establecer algunas semejanzas:

  • El parchís no es solo un juego de azar, sino también de estrategia. La misma cualidad que hay que tener para invertir con éxito.

 

  • Que la ficha llegue sana y salva a casa depende de la capacidad que tiene cada jugador para saber cuándo moverla o cuándo quedarse quieto. De esta forma el riesgo de que te coman se minimiza.

 

  • Al igual que en las inversiones hay que diversificar, en el parchís disponemos de cuatro fichas para jugar con ellas. Cada una la moveremos llegado el momento oportuno, ni antes ni después. De esta forma conseguiremos que todas ellas lleguen a la meta.

 

  • En el parchís hay que planificar la jugada para ver las consecuencias que puede traer un movimiento. Y precisamente la planificación es una aspecto importantísimo en el mundo de los mercados de inversiones.

 

  • A veces tenemos la opción de comer una ficha, pero hacerlo significaría meternos en la boca del lobo. Lo inteligente es esperar a mejor ocasión. Debemos resistirnos a la tentación, del mismo modo que no debemos invertir en un activo que a simple vista parece perfecto pero que podría ser tóxico. Antes hay que investigar y prever las consecuencias.

 

  • Para que no nos coman las fichas tenemos que moverlas de modo que unas protejan a las otras. Si solo avanzamos con una y dejamos las otras tres a salvo, difícilmente conseguiremos completar el recorrido. En la inversión ocurre algo parecido para conseguir la mayor rentabilidad. No conviene meter todo el capital en un solo activo ya que si este falla, lo perderemos todo. En cambio, si diversificamos podemos compensar la pérdida.

 

  • En el parchís no podemos dejarnos llevar por lo que están haciendo otros jugadores. Del mismo modo que al invertir mucha veces debemos evitar las tendencias.

 

  • Por último, para jugar al parchís hay que tener paciencia. La misma que necesitaremos si queremos tener éxito en nuestras inversiones.

Por todo ello son varios los expertos que consideran que jugar al parchís ya desde niños puede venir bien en la vida adulta.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados