Invitaciones de boda: ¿cómo y cuándo darlas?

¿Ya tenéis listas las invitaciones de boda pero no sabéis muy bien cómo y cuándo enviarlas? Aquí encontraréis las claves que os facilitarán la tarea.

Invitaciones de boda: ¿cómo y cuándo darlas?
Las invitaciones suelen darse con dos o hasta tres meses de antelación

Las invitaciones de boda son uno de los detalles más importantes para la planificación de la ceremonia. La invitación no solo anuncia la fecha del esperado enlace, también refleja el estilo de boda por el que los novios han optado. Además, puede ayudar a crear buenas expectativas en los invitados.

En el caso de ya tengáis vuestras invitaciones preparadas, diseñadas e impresas, seguramente os estaréis preguntado cuál es el siguiente paso. ¿Cómo dárselas a vuestros invitados? ¿Y cuándo?

 

Consejos para enviar tus invitaciones de boda

 

¿Cuándo es el mejor momento para enviar las invitaciones de boda?

Aquí entran en juego diversos factores, aunque por regla general las invitaciones suelen entregarse con dos o tres meses de antelación.

Claro que si vais a celebrar la boda en el extranjero, en el campo, o en cualquier lugar al que la mayoría de los invitados tiene que desplazarse e incluso reservar un alojamiento, lo ideal es hacerlo con un poco más tiempo. Vuestros invitados os lo agradecerán y así tendrán más tiempo para planificar el viaje.

Además, si sabéis que algunos de vuestros invitados tienen una agenda algo apretada, debéis intentar darles la invitación con más antelación. De este modo, evitaréis que vuestra boda coincida con algún otro compromiso.

 

¿Cómo entregar las invitaciones?

Lo ideal es entregar las invitaciones de boda personalmente, sobre todo si se trata de familiares y amigos más cercanos. Claro que si no tenéis esa posibilidad, otra opción es enviarlas por correo o por mensajero, lo que supondrá sumar estos costes al presupuesto de la boda.

En el caso de que algunas invitaciones vayan a ser enviadas al extranjero, aseguraos de hacerlo con tiempo y por carta certificada o con acuse de recibo. De este modo, si los invitados van a tener que desplazarse muchos kilómetros, también tendrán tiempo para organizarse .

Por supuesto, si veis que no llegáis a todos los invitados, no dudéis en pedir ayuda. Seguro que vuestros padres o amigos están encantados de ayudar y repartir esas invitaciones dirigidas a personas con las que no tenéis tanta relación.

 

No hace falta que sea en papel

La opción de enviar invitaciones de boda digitales puede facilitaros mucho las cosas, ya que si queréis ahorrar dinero en envíos y papel esta es la mejor solución.

Es cierto que no podrá guardarse de recuerdo de la misma forma que una invitación en papel, pero puede quedar igual de bonita e incluso más original. Piensa que tenéis muchos más formatos para elegir, desde imágenes o videos hasta GIFs.

Además, actualmente existen numerosas aplicaciones que permiten enviar invitaciones por correo electrónico o por teléfono móvil, incluso existe la posibilidad de recibir notificaciones con las confirmaciones. Sin duda, la manera más rápida para confeccionar la lista definitiva con todos los asistentes a la ceremonia.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados