¿Qué es la intolerancia alimentaria? ¿Cuáles son las más comunes?

A menudo la intolerancia alimentaria se confunde con una molestia pasajera al tomar ciertos alimentos, pero si no se cuida puede dañar nuestra salud.

¿Qué es la intolerancia alimentaria? ¿Cuáles son las más comunes?
El gluten es una proteína presente en la cebada, trigo o centeno

Hasta hace no tantos años, cuando uno se ponía malo tras la comida siempre se pensaba que había sido por algún exceso o bien que algún alimento le había sentado mal. ¡Cómo no te va a doler, Pepe, si te has puesto morado de vino y langostinos! Hasta que el pobre Pepe descubría, una década después, que sus molestias se debían a su intolerancia alimentaria a las gambas, que no al vino, menos mal.

Y es que este tipo de intolerancia afecta a cada persona de una manera diferente. Cuestión de organismos. Así, los diferentes tipos de alimentos que una persona le sientan mal, como al entrañable Pepe con las gambas, a otros le sientan fenomenal. Cuando estas molestias continuas suceden, la mejor solución es visitar a un nutricionista, endocrino o dietista para que nos haga un estudio personalizado.

 

Tipos de intolerancia alimentaria

 

Una simple extracción de sangre sirve para determinar la manera en que reaccionan los anticuerpos del paciente frente a determinadas proteínas que se encuentran en los alimentos. El análisis e interpretación de los resultados indicará la dieta más indicada para proteger la salud.
Dentro de las intolerancias, las cuatro más clásicas son:

Intolerancia alimentaria a la lactosa

Se llama lactosa al azúcar de la leche. Se da en aquellas personas cuyo organismo deja de producir lactasa, que es la enzima que digiere la lactosa en el intestino delgado. Al no poder asimilarla genera diversos síntomas digestivos.

Intolerancia alimentaria a la fructosa

En este caso es el azúcar de la fruta, el cual aparece natural y libre en frutas, caña de azúcar, miel, verduras, remolacha o cereales. Esta incapacidad de absorber la fructuosa puede tener origen genético y por tanto de por vida, o bien puede tratarse de algo temporal, provocada por un daño a la mucosa del intestino delgado, la cual desaparece al regenerarse la mucosa intestinal.

Intolerancia alimentaria al gluten

Tan conocida en los últimos años que las empresas de alimentación tratan de incluir siempre el sello indicativo de SIN GLUTEN para no perder posibles clientes celiacos. Dícese de las personas con intolerancia a esa proteína, formada por gliadina (causante de la celiaquía) y gluteína, que se encuentra en la semilla de cereales como la cebada, el trigo o el centeno, y la cual está mezclada con almidón.

Intolerancia a la histamina

La histamina es un compuesto que generamos en nuestro propio cuerpo, aunque también está presente en un alto número de alimentos de manera natural. Muchos de estos alimentos poseen pequeñas cantidades, en cambio tras los procesos de fermentación y ahumado de algunos quesos, pescados o verduras se genera un aumento de la concentración de histaminas. La gente sana posee enzimas que moderan las mismas al acumularse en el cuerpo, pero cuando no se puede tolerar, estas enzimas no funcionan y se acumula la histamina.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados