Intolerancia a la lactosa ¿Qué síntomas tiene?

La intolerancia a la lactosa es un trastorno cada vez más común entre los españoles. Conocer los síntomas es un gran primer paso para un diagnóstico y un tratamiento efectivo.

Intolerancia a la lactosa ¿Qué síntomas tiene?
Es muy importante identificar el trastorno correctamente

La intolerancia a la lactosa es un trastorno que se origina cuando el organismo deja de producir lactasa, la enzima que se encarga de la digestión del azúcar en la sangre (lactosa).

Es un padecimiento que puede ser temporal o permanente y sus síntomas pueden aparecer entre la adolescencia o la adultez, después de un proceso progresivo de reducción de los niveles de la enzima.

Muchas personas se autodiagnostican erróneamente, creyendo que sufren intolerancia a la lactosa cuando en realidad padecen otra enfermedad. Para evitar esto es muy importante conocer bien los síntomas, pero también acudir al médico para que diagnostique correctamente el padecimiento y establezca el tratamiento adecuado.

Síntomas de la intolerancia a la lactosa

 

¿Cuándo aparecen?

Los síntomas de la intolerancia a la lactosa suelen aparecer cerca de media hora después de consumir los alimentos y tienen mucho que ver con las cantidades que se consumen de dichos alimentos.

Evidentemente, cuando se consumen lácteos en muchas cantidades, los síntomas son mucho más intensos y duraderos, pero en algunas personas y casos, consumir lácteos en pequeñas cantidades puede no traer ninguno.

¿Cuáles son?

Los síntomas son los siguientes:

  • Los gases constantes casi siempre están entre los primeros en aparecer.
  • Las malas digestiones, que pueden ser o bien más duraderas que de costumbre o bien dolorosas o inusuales, también son muy comunes.
  • Los vómitos también suelen ser muy comunes durante el proceso digestivo de los lácteos… y las náuseas también.
  • La hinchazón y el dolor abdominal (parecido al cólico) también suelen ser de los síntomas más comunes.
  • Los ruidos intestinales también son una costumbre y el preludio del más común de los síntomas: diarrea o heces de excesivo mal olor.

Los anteriores son los más comunes, pero no son los únicos. En algunos casos es posible que se presenten los siguientes síntomas:

  • Excesivo cansancio.
  • Dolor articular.
  • Insomnio.
  • Dolores de cabeza profundos.
  • Problemas de piel.

Es importante tener en cuenta que estos síntomas pueden aparecer alguna vez en una persona que no sufra de intolerancia a la lactosa, y que pueden deberse simplemente a un malestar común o un producto en mal estado.

Es cuando estos síntomas se dan con frecuencia que se hace más evidente la presencia de este trastorno.

¿Cómo diagnosticar bien la enfermedad?

Padecer estos síntomas no necesariamente significa ser intolerante a la lactosa, sino que pueden ser la muestra de otra enfermedad, como una inflamación intestinal, un excesivo crecimiento de bacterias o la celiaquía.

Por eso – como dijimos al comienzo de estas líneas – es siempre importante que visites al médico que sea él quien haga el diagnostico.

 

También te puede interesar:

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: