Información útil del Pirineo aragonés: refugios a tu disposición

¿Estás pensando en escaparte unos días al Pirineo aragonés? Conoce aquí algunos de los refugios más impresionantes para travesías de senderismo y montaña.

Información útil del Pirineo aragonés: refugios a tu disposición
Un entorno mágico y de increíble belleza natural te espera en el Pirineo

El Pirineo aragonés es la meca para los amantes de la naturaleza y la alta montaña. Un entorno natural lleno de vida con espectaculares paisajes alpinos que lo convierten en un autentico paraíso.

Desde el Valle de Hecho hasta el Valle de Benasque, cada comarca alberga rincones únicos. Sin duda, si buscas aventura y naturaleza, aquí numerosas posibilidades, deportes y actividades al aire libre para realizar.

Aunque la mejor manera de disfrutar tu experiencia es realizando alguna de sus múltiples travesías de montaña.

Para ello, podrás alojarte en diversos refugios destinados a acoger montañeros en ruta y que están repartidos por todo el Pirineo aragonés.

La mayor parte de estos refugios son propiedad del Gobierno de Aragón, de los ayuntamientos o de la Federación Aragonesa de Montañismo (FAM).

Algunos disponen de guarda, por lo que son de pago y tendrás que reservar, pero otros son libres y están siempre abiertos para cualquiera que quiera pernoctar.

A continuación te presentamos una selección con algunos de refugios más increíbles, dada sus privilegiadas ubicaciones.
 


6 refugios increíbles para alojarte en el Pirineo aragonés



1. La Renclusa

El refugio de La Renclusa está ubicado a 2.140 m de altura, en el Valle de Benasque y en uno de los enclaves más impresionantes del Pirineo aragonés, a los pies del macizo de las Madaletas.

Este refugio es perfecto para alojarte si quieres visitar el Parque Natural de Posets-Maladeta y subir al macizo, al Aneto o al pico de Alba.
 


2. Cap de Llauset

El refugio de Cap de Llauset es uno de los más recientes de la zona, y está considerado uno de los más sostenibles y modernos del sur de Europa.

Está situado en el municipio Montanuy, en la parte oriental del Aneto, a nada más y menos que 2.425 m de altitud. Al igual que el refugio de La renclusa, Cap de Llauset es ideal si estás pensando en visitar el Parque Natural de Posets-Maladeta o ascender el pico del Aneto.



3. Góriz

El refugio de Góriz es uno de los más frecuentados de toda España y está ubicado a 2.200 metros de altura en el corazón del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

Su ubicación privilegiada lo convierte en una parada obligatoria para todos aquellos que quieren ascender a cualquiera de los tresmiles del Pirineo aragonés, como son el Aneto, Posest o Monte Perdido.



4. Respomuso

Ubicado a 2.220 m de altitud, el refugio Respomuso se encuentra en el Valle de Tena, concretamente en el circo de Piedrafita, uno de los rincones más idílicos de todo el Pirineo.

El refugio está situado a orillas del ibón Respomuso, de ahí su nombre, a los pies del macizo de Balaitús.



5. Angel Orús   

El refugio Angel Orús fue renovado recientemente con el objetivo de mejorar sus instalaciones. Está situado en el Valle de L’Aigüeta, en Eriste, al pie de la Aguja del Forcau.

Este enclave es perfecto para practicar senderismo y BBT, ya que tiene varias rutas y travesías que conectan con otras localidades.



6. Gabardito

A las puertas del Parque Natural de los Valles Occidentales, en el Valle de Hecho, encontramos el refugio de Gabardito. Situado a los pies del pico Bisaurín, este es uno de los puntos clave para ascenderlo, pero también para realizar múltiples actividades y rutas de senderismo, como por ejemplo, La Senda de Camille.

Para más información, a través de este enlace encontrarás datos de todos los refugios y webcams desde las que podrás ver el entorno en los diferentes puntos del Pirineo aragonés. El precio por noche de todos los refugios gestionados por la FAM es de 16,80€ y 10,20€ para montañeros federados.
 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados