Impuestos de un divorcio de los que no hay que olvidarse

Una ruptura matrimonial, al margen de las consecuencias emocionales, conlleva cierto impacto fiscal. Te explicamos cuáles son los impuestos de un divorcio.

Impuestos de un divorcio de los que no hay que olvidarse
Características de los diferentes tributos

Decidir qué hacer con la casa familiar, repartir las propiedades y discutir sobre la custodia de los hijos no son los únicos temas a tener en cuenta cuando se produce un divorcio. Sentimientos aparte, los dos miembros de la pareja deberán afrontar cierta carga fiscal tras la disolución del matrimonio. Los impuestos de un divorcio existen, aunque desde luego no son nada oportunos.

Por ejemplo, el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) podría verse afectado para ambos cónyuges según las condiciones en que se produzca el divorcio. Depende fundamentalmente de si hay o no alteración patrimonial. Lo mismo ocurre si se aprueba una pensión alimenticia.

Te contamos cuáles son los impuestos de un divorcio y así evitar posibles sobresaltos.

IMPUESTOS DE UN DIVORCIO

firmar-divorcio

IRPF

Una vez firmado el divorcio, el siguiente paso es adjudicar a cada uno de los cónyuges su correspondiente participación en los distintos bienes, derechos y obligaciones de los que son titulares. Es el famoso reparto de bienes, que no conlleva ninguna alteración en sus respectivos patrimonios y por tanto no tendrá repercusión en su IRPF.

En el caso de que alguno de los cónyuges recibiera bienes o derechos con más valor que la cuota que le correspondiese, sí se produciría una alteración patrimonial y por tanto habría que incluirlo en la declaración de IRPF.

El miembro de la pareja que debe abonar la pensión compensatoria podrá deducir las cantidades de la misma de la base imponible de su IRPF, siempre dentro de los límites que se hayan establecido en la sentencia judicial. La base imponible en ningún momento resultará una cantidad negativa. También tiene la opción de descontar el importe de la pensión de sus retribuciones, para lo que es necesario comunicárselo a su empresa a través del modelo 145.

El receptor, por su parte, deberá reflejar las cantidades percibidas en concepto de pensión como rendimientos del trabajo. Dichas sumas no estarán sujetas a retención fiscal.

La pensión alimenticia no se puede reducir de la base imponible del IRPF. Para los hijos que reciben la pensión, estas cantidades suponen una renta exenta de impuestos.

ITPO

El Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales Onerosas será obligatorio según el régimen económico matrimonial que exista antes del divorcio:

  • Régimen de gananciales: Por norma general, los bienes y derechos otorgados a cada cónyuge están exentos de tributación. Si para compensar un reparto se utilizan bienes que no sean dinero en metálico, estaríamos ante una donación que debería someterse al Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Si en cambio se utilizan bienes privativos de uno de los cónyuges, deberán tributar por el IPTO.
  • Régimen de separación de bienes: Sólo en el reparto de bienes comunes se evita la tributación. Si hay exceso de adjudicación para alguno de los cónyuges, dicho excedente sí deberá tributar por el IPTO.

 

También te puede interesar:

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: