Impuesto de la Lotería: ¿sabes qué debes declarar?

Desde el 2013, Hacienda aplica una retención a todos los premios de azar jugados en nuestro país premiados con una cantidad superior a 2.500 euros. Te explicamos toda la información a continuación.

Impuesto de la Lotería: ¿sabes qué debes declarar?
Todo lo que necesitas saber sobre el impuesto de la lotería.

¿Te ha tocado la lotería?. ¡Enhorabuena! Pero sentimos decirte que desde el año 2013 el Estado aplica un gravamen especial del 20% a todos los premios superiores a 2.500 euros. Pero bueno, ¡lo importante es que te ha tocado la lotería! No todo el mundo tiene la suerte de contarlo.

De todas formas, queremos explicarte lo que declarar en cada caso y como funciona el impuesto de la lotería según lo que hagas con el premio: invertirlo, donarlo, compartirlo, etc. Lo explicamos a continuación.

 

Toda la información sobre el impuesto de la lotería


Retención aplicada a un décimo premiado

 
La retención aplicada por un décimo premiado la aplica directamente Loterías y Apuestas del Estado (LAE) sobre los premios superiores a 2.500 euros. Es decir, si has sido premiado con un décimo de 40.000 euros, se te aplica una retención del 20% sobre 37.500 euros. Desde ese momento solo tienes que tributar sobre los rendimientos que te genere dicho dinero, como pueden ser los intereses bancarios o el impuesto de patrimonio (en caso que así fuera).
 
Cuando has ganado un premio de lotería, el impuesto de patrimonio se paga cuando el importe supera los 700.000 euros.
 

¿Cuánto recibes por cada décimo premiado?

 
Las cuentas salen fáciles. Si te ha tocado el reintegro o la pedrea, recibes el premio en su totalidad porque son menos de 2.500 euros.

Si tienes la suerte de haber recibido el gordo, de los 400.000 euros sólo llegan 320.500 a tu cuenta. El segundo premio de 125.000 euros se queda en 100.500 euros y el tercero de 50.000 se quedaría en 40.500 euros, que no es poca cosa.


Si compartes tu premio

Si el premio lo jugáis entre varios, el impuesto se calcula también a partir de los 2.500 euros que pueden ser divididos entre todos los premiados y a partir de ahí se aplica un 20% de retención.

Pero si has decidido repartir tu boleto ganador entre familia y amigos, no se nadie de declarar a Hacienda; aquí entra en juego el impuesto de sucesiones y donaciones, impuesto que paga quien recibe el dinero y que lo estipula cada comunidad autónoma; por lo que recomendamos que repartáis el premio entre amigos antes de cobrarlo, para evitaros esta retención.
 

Si el premio lo recibe una empresa

 
Si el premio no lo recibe una persona física y lo recibe una asociación, empresa, cooperativa etc, la cantidad que recibe queda imponible dentro del impuesto de sociedades

 

También queremos destacar que los premios de la lotería se declaran a Hacienda, pero no se incluyen en la base imponible del IRPF, por lo que sigues pudiendo pedir ayudas públicas y/o prestaciones sociales. 


También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados