Homeopatía, ¿qué es? ¿Funciona?

Los farmacéuticos rechazan el uso de la homeopatía al considerarla "un riesgo para la salud".

Homeopatía, ¿qué es? ¿Funciona?
Advierten que la situación legal de estos productos en España es "irregular"

Mucho se está hablando últimamente de la homeopatía. Siempre ha habido detractores y defensores, pero últimamente las voces de quienes la consideran “un riesgo para la salud” se están alzando aún más alto.

Pocos días después de que un niño muriese en Italia a consecuencia de una otitis que fue tratada con homeopatía en lugar de antibióticos, la Real Academia Nacional de Farmacia publicaba el informe Posición de la Real Academia Nacional de Farmacia en relación con la situación actual de los medicamentos homeopáticos.

La opinión de los farmacéuticos sobre la homeopatía

Las conclusiones de los farmacéuticos son tajantes: “desde un punto de vista científico no hay argumentos que apoyen la eficacia de los medicamentos homeopáticos y justifiquen su utilización clínica”.

La organización también alerta de que el uso de la homeopatía “puede generar falsas expectativas en los pacientes, sustituir a los tratamientos con eficacia demostrada, retrasar la consulta médica y poner en riesgo la salud de los ciudadanos”.

Advierten, además, que no se conoce “el mecanismos de funcionamiento” de los productos homeopáticos. En este sentido hay que recordar que Boiron, la multinacional de productos homeopáticos, reconocía en su día que no se ha encontrado el mecanismo de acción de los productos homeopáticos.

La homeopatía, ¿en situación irregular?

Pero los avisos de los farmacéuticos van más allá al asegurar que la situación legal de estos productos en España es “irregular” desde un punto de vista regulatorio.

El posicionamiento de la Real Academia Nacional de Farmacia se une al de colectivos como FarmaCiencia, la Sociedad Española de Farmacéuticos de Atención Primaria, la Sociedad Española de Farmacia de Farmacia Familiar y Comunitaria, la Asociación Española de Comunicación Científica o la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria. Todos ellos consideran que la homeopatía “no está avalada por la evidencia científica”.

 

Las consecuencias de optar por la homeopatía

Analizando un poco más a fondo el citado informe podemos extraer algunas conclusiones más:

  • La homeopatía es un método terapéutico alternativo que utiliza productos de origen animal, vegetal o mineral.
  • Los productos homeopáticos no mantienen la relación dosis-respuesta.
  • La satisfacción del paciente y la ausencia potencial de riesgo por efectos adversos no son condiciones suficientes para justificar la utilización de medicamentos homeopáticos.
  • Las conclusiones de los estudios dirigidos a demostrar la eficacia de los productos homeopáticos “son de baja calidad” y, por lo tanto, “no tienen suficiente consistencia”.
  • La preferencia de los tratamientos homeopáticos por parte de los pacientes “puede tener serias consecuencias para el paciente y un impacto negativo desde el punto de vista social y económico para el sistema público de salud”.
  • Los fabricantes no están obligados a informar de componentes y cantidades, una “anomalía que debe ser corregida” por las autoridades.
  • Instan a las autoridades a que se planteen si realmente los productos homeopáticos sin indicación pueden ser considerados medicamentos. Hay que recordar que los productos homeopáticos son considerados medicamentos en la Directiva 2001/85/CE del Parlamento Europeo.
  • La heterogeneidad de las enfermedades y la variabilidad en la respuesta a los tratamientos farmacológicos “son incompatibles con el uso de productos homeopáticos sin indicación terapéutica definida”.

Por todo ello, La Real Academia Nacional de Farmacia se une a las peticiones de diversos colectivos de científicos y profesionales para que se adopten medidas legislativas frente a la homeopatía y en favor de una asistencia sanitaria basada en la evidencia científica.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados