¿Hipotecas baratas?: 10 cosas a tener en cuenta antes de firmar

La venta de la vivienda vuelve a reactivarse y con ella vuelven las hipotecas baratas, pero aunque en un inicio estos contratos puedan sernos ventajosos, pueden no serlo a largo plazo.

¿Hipotecas baratas?: 10 cosas a tener en cuenta antes de firmar
Es importante aclarar todas tus dudas antes de contratar una hipoteca

Aprovechando la caída del Euribor y la creciente competencia bancaria, han vuelto al mercado financiero español las hipotecas baratas, préstamos con los que debemos tener mucho cuidado.

Es necesario informarte bien antes de contratar cualquier tipo de hipoteca, ya que este contrato va a repercutir en tu vida y tu economía durante décadas.

En el caso de las hipotecas baratas es todavía más importante leer la letra pequeña, incluso solicitar asesoramiento a tu abogado.
 

¿HIPOTECAS BARATAS?: 10 COSAS A TENER EN CUENTA ANTES DE FIRMAR


 

1. Si es a interés fijo o variable 

Si tu hipoteca es de interés variable deberás tener en cuenta que tu porcentaje de intereses variará según se mueva el índice del Euribor. Hasta finales de este año el Euribor se va a situar en 0,058%, un valor bastante ventajoso. Sin embargo, es necesario tener cierta seguridad y estabilidad económica para soportar las futuras subidas.

Si optas por una hipoteca de interés fijo, solamente estarás sujeto a las condiciones pactadas con tu entidad bancaria. Además, actualmente los intereses impuestos por los bancos no son demasiado altos, su valor van desde el 2% hasta el 4%. Fíjate, por ejemplo, en el caso de la Hipoteca Fija de Sabadell. De este modo evitarás posibles sorpresas y subidas inesperadas en nuestra hipoteca. Normalmente, estas suelen ser las hipotecas más baratas.
 

2. Porcentaje de financiación

Normalmente, el banco concede la hipoteca por el 60%, 70% o, en el mejor de los casos, hasta por el 80% del valor de tasación y el valor de compra. Incluso, en casos de solvencia, es posible optar por un 100% del valor de compra. Sin embargo, lo más recomendable es utilizar esos ahorros que tenemos guardados para la compra del inmueble como adelanto.
 

3. Duración de la hipoteca

Hay que tener en cuenta que cuanto más cortos sean los plazos, más se incrementará tu cuota mensual. Sin embargo, con plazos más largos, aunque la cuota sea más baja, acabarás pagando más intereses. Actualmente, la media de duración en el mercado español se sitúa entre los 20 y los 30 años.
 

4. Comisiones

Las hipotecas baratas siempre suelen tener alguna sorpresa escondida y, antes de firmar, también es importante tener en cuenta las comisiones a las que deberás hacer frente. Ten en cuenta que no solo existen comisiones de apertura, también las hay derivadas de los distintos trámites, revisión de las condiciones o por el adelanto de la cancelación de la hipoteca.
 

5. Cláusula suelo

Si tu contrato hipotecario incluye cláusula suelo significa que tu banco ha establecido un valor mínimo de interés ante la caída del Euribor. Tras la sentencia del Tribunal de Justicia, que declaró ilegales las cláusulas suelo de cerca de 40 entidades bancarias, la polémica está servida, y para evitar estas irregularidades es muy importante leer y comprender bien tu contrato bancario. De este modo, sabrás si tu hipoteca incluye dicha cláusula o no, y en qué condiciones.


6. Productos adicionales vinculados con la entidad

Muchas veces las entidades bancarias solicitan la adquisición de ciertos productos o servicios adicionales para la concesión de la hipoteca. Debes saber que no es obligatorio contratar ninguno de estos productos adicionales, ni seguro de casa, ni planes de pensiones, ni domiciliaciones, etc. Tan solo si te interesa y crees que te compensa, puedes sopesar el incremento que puede suponer ese producto en tu cuota mensual.
 

7. Tu presupuesto mensual

Es importante que valores seriamente tu situación económica y lo que supondrá para ella tu hipoteca, ya que ésta no puede ser más del 20-25% de tu presupuesto mensual.
 

8. Tus previsiones económicas de futuro

Además de analizar tu situación económica en el presente, deberás realizar previsiones futuras. Por ejemplo, si tienes un trabajo estable, en una empresa sólida que te ofrece seguridad, o si tu salario va a bajar o a crecer en el futuro. Es importante sopesar bien tu situación, ya que de eso dependerán las condiciones hipotecarias.


9. Penalización por impagos o demoras

Las hipotecas baratas pueden tener penalizaciones algo más elevadas. Es importante estudiar atentamente tus condiciones hipotecarias, ya que muchas veces estos intereses suelen ser algo abusivos. Ten en cuenta que esta penalización está limitada a tres veces el tipo de interés legal del dinero.
 

10. Aval

Algunas hipotecas exigen aval, y esto supone un riesgo y enorme compromiso para la persona que decide avalar tu hipoteca. Es importante tener en cuenta que solo una persona que disponga de un buen patrimonio puede comprometerse de este modo.
 


También te puede interesar:

 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados