Cómo enseñar a tus hijos a mantener el orden

Para que los más pequeños adquieran hábitos de orden debemos inculcarles una serie de pautas a seguir desde los primeros años.

Cómo enseñar a tus hijos a mantener el orden
Al principio debemos ayudarles con sus tareas para que sepan cómo hacerlas

“A recoger, a guardar, cada cosa en su lugar”. Cuando mi hijo tenía que recoger sus cosas siempre cantaba esa canción que le habían enseñado en la guardería. Pero no le corresponde a los profesores enseñar a los niños a mantener el orden. Además todos sabemos que suelen obedecer más fuera de casa que dentro.

Generalmente los pequeños son desordenados por naturaleza y si no les decimos nada, con el tiempo empiezan a ver el desorden como algo normal que ya vendrá alguien detrás a arreglar. Incluso ese desorden puede trasladarse a otras actividades rutinarias, como asearse o hacer los deberes.

 

Pautas para conseguir orden

Por eso no está de más conocer algunos trucos para enseñar a nuestros hijos unos principios de orden desde muy pequeñitos y que entienda que cada uno debe responsabilizarse de sus cosas. Entre las pautas a marcar podemos establecer las siguientes:

  • Facilitar que los niños puedan tener fácil acceso a los lugares donde tengan que poner sus cosas. Estanterías bajas y armarios a su medida son dos buenas opciones. También podemos comprarles un pequeño elevador donde se pueda subir sin peligro.
  • Idear soluciones para que cada cosa vaya en su sitio. Podemos hacernos con varias cajas y colocarles una pegatina fuera con el dibujo de lo que tienen dentro para que sepan donde poner cada una de las cosas. Para los libros, por ejemplo, podemos dejarles los estantes inferiores de las librerías. Así tendrán autonomía para sacarlos y meterlos.
  • Lo normal es que no salga de los niños recoger los juguetes, por lo que debemos establecer el hábito desde que son muy pequeños. Al principio los recogeremos con ellos para que aprendan cómo hacerlo y que sepan que deben recoger después de jugar.
  • A la hora de pedirles que recojan debemos ser claros y dar una orden directa, del tipo “cuelga la ropa”, “coloca los cuentos en la estantería” o “guarda los juguetes en su sitio”.
  • Cuando hayan recogido debemos felicitarlos.
  • Cuando hagan su cama o coloquen sus cosas seguro que no lo harán perfecto. No importa, lo que cuenta es que lo han intentado.

 

Los padres debemos ayudar a que haya orden

Otra acción que hay que llevar a cabo para mantener el orden en las habitaciones de los niños es tirar todo los que no funcione o esté roto. Y lo que ya no utilicen pero esté en buen uso, donarlo. Aquí entran juguetes, ropa, zapatos, libros, etc. Puede que al principio no quieran deshacerse de sus cosas, pero pronto aprenderán que deben hacerlo.

Además, es importante recordarles todos los días las tareas a realizar. Y a ser posible, a la misma hora.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados