Hijos dependientes: requisitos de la dependencia para el IRPF

Hijos dependientes, una cuestión importante a la hora de hacer la declaración de la renta ya que permiten considerables deducciones en el pago.

Hijos dependientes: requisitos de la dependencia para el IRPF
Es básico que el hijo viva con el contribuyente

Dicen que tener un hijo cambia la vida y centra las prioridades de los padres en todo aquello que sea beneficioso para él. Aunque junto al cariño y e ilusión que produce, así como la alegría de verlo o verlos crecer, también conlleva gastar un importante dinero en mantenerlos. Por ello, existen determinados requisitos sobre los hijos dependientes que ayudan a deducir costes en la declaración de la renta.
Y es que la dependencia de los hijos respecto a los padres durante una serie de años hace que el importe de los gastos generados sean cantidades nada insignificantes. El Estado ayuda con desgravaciones por nacimiento, adopción y hasta en algunas comunidades autónomas incluso en los gastos escolares. A nivel fiscal, el beneficio de ser padre está en el mínimo personal de cada contribuyente, el cual aumenta por tener hijos a cargo. Es la cifra por la que no tendrá que tributar.

 

Requisitos para ser considerados hijos dependientes

Esta dependencia justificará que están integrados en la unidad familiar. Por ello, el hijo dependiente deberá convivir efectivamente con el contribuyente.

En casos de separación legal, el mínimo familiar le corresponde a aquel que tenga atribuida la guarda y custodia. En los casos que ésta sea compartida, se prorratea entre ambos, independientemente de con quien resida el hijo.

También se consideran hijos dependientes que conviven con el contribuyente, aquellos que dependiendo de éste, se encuentran internados en un centro especializado.

Respecto a la dependencia con los hijos mayores de 18 años, también se mantiene la desgravación. Todos sabemos que a esa edad es una minoría la que puede tener independencia económica. Los hijos que continúen con los estudios universitarios seguirán considerándose como hijos dependientes y la ley del IRPF es benévola con ellos.

De esta manera, permite incluir a los menores de 25 años que cumplan una serie de requisitos:

  • Que vivan con los padres.
  • Que estos hijos dependientes menores de 25 años no obtengan rentas mayores de 8.000 euros sin contar las rentas exentas. Dichos ingresos no tienen que incluirse en la declaración de los padres, aunque sí generan el derecho a la deducción por descendiente, pero no pueden formar parte de la unidad familiar.
  • Que no presenten declaración de la renta de manera independiente con rentas mayores de 1.800 euros.
  • El mínimo por descendiente se puede aplicar a la dependencia de menores de 25 años cuando el hijo tenga una minusvalía mayor o igual al 33%. Para ello tendrá que convivir con el contribuyente y no genere rentas mayores de 8.000 euros o no hayan presentado de forma independiente el IRPF con rentas mayores de 1.800 euros.

Por último, si el hijo dependiente ha hecho la declaración de la renta por su lado, pudiendo ser incluido en la dentro de la unidad familiar, el contribuyente podrá anular la declaración en el caso de que no tuviera obligación de declarar y el resultado pueda ser beneficioso para el conjunto de la familia.

 

También te puede interesar:

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: