Heredar una empresa: ¿cómo obtener ventajas fiscales?

Si vas a heredar una empresa familiar, debes saber que puedes disfrutar de algunos beneficios fiscales. En este artículo te contamos todos los detalles.

Heredar una empresa: ¿cómo obtener ventajas fiscales?
Las empresas familiares suponen el 57,1% del PIB en nuestro país

Al heredar una empresa familiar es posible obtener ciertas ventajas fiscales y estar exento del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, siempre y cuando se cumplan una serie de requisitos.

Teniendo en cuenta que las empresas familiares suponen un 89% de todas las empresas de nuestro país, generan el 67% del empleo privado y son un elemento clave de nuestra economía, no está de más que sus socios dispongan de algunos beneficios fiscales.

De hecho, las reducciones pueden llegar a ser de hasta el 95% en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, aunque en algunas Comunidades Autónomas, como Madrid, Castilla y León o Andalucía, la reducción puede llegar hasta el 99%.

A continuación te contamos más detalladamente qué tipo de requisitos son obligatorios para poder disfrutar de estas ventajas fiscales al heredar una empresa familiar.
 

Requisitos para disfrutar de ventajas fiscales al heredar una empresa


Participación en el grupo familiar

Para poder beneficiarse de las deducciones fiscales al heredar una empresa familiar es obligatorio que el miembro de la empresa que vaya a transmitir sus participaciones sea poseedor de al menos el 5% del capital de la sociedad y un 20% si es conjuntamente con el grupo familiar.

Conviene recordar que los herederos de una empresa familiar que pueden beneficiarse de esta bonificación son el cónyuge, los descendientes o adoptados, ascendientes, adoptantes y colaterales hasta con un tercer grado.
 

Retribución mínima

También es obligatorio que algún miembro del grupo familiar desempeñe funciones en la dirección de la empresa. Asimismo, sus remuneraciones por el cargo deben representar más del 50% de todos sus rendimientos laborales y actividades económicas.

Es importante tener en cuenta que si el directivo es mayor de 65 años en este porcentaje no se computan los cobros de la pensión de jubilación. Además, si se cumplen con las condiciones de retribución mínima no es obligatorio ser administrador de la empresa.

Cuando se trate de casos de adquisición de participaciones vía sucesión o donación, el sujeto pasivo tampoco puede haber sido socio de la empresa con anterioridad a dicha adquisición. Además, las participaciones adquiridas deberán mantenerse en el patrimonio del sujeto pasivo durante al menos 10 años.
 

Actividad económica

Por último, para poder disfrutar de las deducciones fiscales al heredar una empresa, es importante que esta desarrolle una actividad económica, es decir, no puede ser una sociedad de tenencia de bienes ni gestora de patrimonio inmobiliario.

Además, también es obligatorio que el 50% de los activos de la empresa familiar estén afectos a las actividades económicas.

 

Recuerda que para poder estar exento de tributar un 95 o un 99% en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones deberás cumplir estrictamente con estas condiciones. En caso contrario, la tributación se incrementará notablemente.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados