¿Qué debo hacer si he cometido errores en mi declaración de la renta?

Al hacer la declaración de la renta podemos cometer errores, por lo que existe la posibilidad de corregirlos con procedimientos adecuados a cada caso.

¿Qué debo hacer si he cometido errores en mi declaración de la renta?
La declaración complementaria debe hacerse dentro de plazo

Toca hacer la declaración de la renta y sacamos papel, lápiz y calculadora científica. Bueno, eso para los más románticos, el resto tira de ordenador y de la calculadora que aparece en el apartado accesorios de Windows y listo.
Pero utilicemos un método u otro, al final hay que hacer números y rellenar casillas que reflejen nuestros ingresos y gastos deducibles. Y como hay tantas cosas en las que fijarse, tener presente este ingreso y aquel otro, a veces, se nos escapa un dato que bien puede hacer que en la declaración de la renta nos devuelvan más dinero o bien tengamos que pagar más.
Cuando caemos en la cuenta una vez que la hemos presentado, e incluso ya nos han ingresado el dinero en la cuenta o bien se nos ha cargado el importe, muchos piensan que ya no es posible corregir el error. Tiene solución utilizando un procedimiento u otro, según el beneficiario de nuestra errónea gestión sea Hacienda o nosotros. Pero sólo podremos realizar estos procedimientos cuando estemos aún dentro del plazo para la declaración de la renta.

Solución de errores al hacer la declaración de la renta

 

Errores favorables a Hacienda

 

Estos se producen cuando el beneficiario de nuestra equivocación es Hacienda. Ocurre cuando la cuota diferencial tiene como resultado una cantidad inferior a la inicial a ingresar o bien un importe mayor que devolver al contribuyente.
Para solucionar el entuerto se debe hacer una declaración de la renta complementaria, es decir, una segunda declaración indicando todos aquellos datos que han sido corregidos.
Antes se utilizaba el Programa PADRE para realizar esta operación online, pero como ya ha desparecido para realizarlo por internet, ahora tendrá que hacerse mediante el nuevo Renta Web.
En caso de no presentar la declaración complementaria dentro del plazo establecido, tendremos que abonar el recargo correspondiente al tiempo de retraso, que se situará entre el 5% y el 20%. Si pasa de un año, tocará abonar también intereses de demora.

Errores favorables al contribuyente

 

Sucede cuando hemos pagado mayor cantidad de la que deberíamos, o bien hemos recibido un importe inferior al que nos correspondería. Además de nuestra escasa destreza con los números, puede ocurrir por declarar erróneamente rentas que están exentas, olvidar deducciones a las que tenemos derecho, calcular importes superiores a los debidos…
Para solucionar este problema tendremos que interponer una solicitud de ingresos indebidos, basándonos en la declaración original y en la corrección que adjuntaremos. Para realizar esta gestión podemos dirigirnos a la Delegación de Hacienda que corresponda a nuestro domicilio fiscal, o si no entrar en la página de la Agencia Tributaria. En este caso de error favorable al contribuyente no tendremos que hacer declaración de la renta complementaria.

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados