¿Hasta cuanto me cubre el seguro de coche obligatorio si provoco un accidente?

Las indemnizaciones del seguro de coche obligatorio son de hasta 70 millones por daños personales y de hasta 15 millones por daños materiales.

¿Hasta cuanto me cubre el seguro de coche obligatorio si provoco un accidente?
El seguro de coche obligatorio es a terceros
  • El seguro de responsabilidad civil obligatorio no cubre al conductor

Todo conductor de un vehículo debe tener contratado un seguro de coche que cubra los daños provocados en caso de accidente. La ley sólo obliga a tener vigente el seguro de responsabilidad civil obligatorio que, por regla general, ofrece dos coberturas:

1. Los daños a terceros. Es decir, una indemnización por los daños físicos y materiales causados por nuestro vehículo.

2. Nuestra defensa jurídica dentro de unos límites. 

Las indemnizaciones del seguro de coche obligatorio


Como hemos dicho, el seguro de coche obligatorio nos cubre en caso de accidente. Pero, ¿hasta qué cantidad? Desde el 1 de enero de 2008 las indemnizaciones son: 

Por daños personales: Hasta 70 millones de euros por siniestro.
Por daños materiales: Hasta 15 millones de euros.

No hay que olvidar que estamos hablando de una póliza a terceros por lo que, si somos los responsables del accidente, los daños que nosotros, nuestro vehículo, nuestras pertenencias o nuestros cónyuges y familiares (hasta el tercer grado) puedan sufrir no estarían cubiertos.

Cláusulas adicionales al seguro de coche obligatorio


Por eso es importante plantearnos la posibilidad de ampliar la cobertura de nuestro seguro de coche y contratar algunas de las siguientes cláusulas:

1. Daños propios. El conductor recibirá una indemnización aunque sea el causante del accidente.

2. Seguro del conductor. Cubre los gastos ocasionados por los daños físicos sufridos. El conductor recibirá una indemnización si, por ejemplo, tiene que estar de baja, hacer rehabilitación, queda incapacitado o fallece.

El seguro de coche no lo cubre todo


Por otra parte, hay que tener en cuenta que, tengamos el seguro de coche que tengamos, hay una serie de supuestos que nos dejarían sin protección en caso de accidente:

Los daños causados por un coche robado.
Si el conductor del vehículo no se corresponde con el que aparece en la póliza. Por eso es importante incluir a todos los conductores habituales.
Cuando el conductor da positivo en alcohol o drogas.
Si nos han retirado el carné.

Conclusión: El seguro de coche cubre tanto como estemos dispuestos a contratar, siempre y cuando no atengamos a lo que pone la letra pequeña.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados