¿Has pensado alguna vez cuánto puedes ahorrarte con las tarjetas de crédito gratis?

Con la salida al mercado de las tarjetas de crédito gratis, decimos adiós a los gastos de apertura, mantenimiento y renovación

¿Has pensado alguna vez cuánto puedes ahorrarte con las tarjetas de crédito gratis?
Sin cuotas ni comisiones
  • Sólo el alta de las tarjetas clásicas puede llegar a costar 80 euros

Las comisiones eran hasta hace poco algo inevitable que había que pagar si queríamos disfrutar de una tarjeta de crédito. Pero ahora las cosas han cambiado, ya sea por la difícil situación de las familias españolas o por la necesidad de retener a los clientes actuales o captar otros nuevos. Con la salida al mercado de las tarjetas de crédito gratis, decimos adiós no sólo a los gastos de apertura, mantenimiento y renovación, sino también a cierto tipo de operaciones en los cajeros (retirada de dinero a débito, por ejemplo).

 

El ahorro si elegimos bien las tarjetas de crédito gratis es, por tanto, considerable. Sólo el alta de las tarjetas clásicas puede llegar a costar 80 euros. A esto hay que sumar una cuota anual que oscila entre los 6 y los 40 euros (en el caso de las tarjetas oro y platino nos cobrarán hasta 180 euros) y unas comisiones por retirar dinero de los cajeros que van desde 1,50 a 4 euros. Incluso hacer consultas en los cajeros tiene en ocasiones un coste cercano al euro.

 

Pedir una tarjeta adicional (35 euros), solicitar un duplicado (entre 3 y 50 euros) o cancelar este producto (de media, el 3% del importe pendiente de pago) también conllevan unos costes que hay que tener en cuenta en las tarjetas clásicas. Y eso sin contar con que muchas de las tarjetas de crédito gratis que hay en el mercado ofrecen otro tipo de ahorro: Devolución de un porcentaje de las compras realizadas (Evo Banco), descuentos directos en compras o carburante (IKEA, Alcampo, Carrefour) o puntos canjeables por carburante o regalos (Visa Cepsa de Citibank), son sólo algunos de los beneficios.

 

Dependiendo de las tarjetas de crédito gratis que elijamos obtendremos distintos tipos de ahorro y beneficios muy a tener en cuenta. ¿Has pensado ya cuál es la tuya?

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados