Halloween para niños: 4 ideas para que los peques se lo pasen en grande

Crear un ambiente tenebrosamente divertido o la narración de historias de misterio ayudan a impulsar el éxito de la fiesta de Halloween para niños. 

Halloween para niños: 4 ideas para que los peques se lo pasen en grande
El menú con alimentos decorados terroríficamente nunca falla

No hay mejor evento para desarrollar nuestra creatividad que la elaboración del ambiente, comida o lecturas destinadas a celebrar un entretenido Halloween para niños. Es el momento de mirar hacia atrás y rebuscar entre las ideas del niño que todos llevamos dentro aquellas fantasías con las que nos gustaría que disfrutasen nuestros hijos en tan singular fecha. 

Dicha creatividad no debe tener más límites que los que nos permita nuestro presupuesto. No obstante, las posibilidades de crear una atmósfera tan terrorífica como divertida por muy poco dinero son infinitas. Se pueden reciclar gran número de objetos que tenemos olvidados en armarios y trasteros, pero que con una customización adecuada pueden dar la sorpresa.

Así, podemos transformar la típica caja de madera que antaño almacena un sabroso vino que nos regalaron, en un pequeño ataúd donde guardar algún muñeco disfrazado para la ocasión. Lo dicho, las opciones para sorprender y pasar un divertido Halloween para niños son de los más variado. Aquí os dejamos con cuatro de ellas.

 

Halloween para niños: 4 ideas para sorprender a los niños


1.Decoración

Crear una atmósfera adecuada, diferente a la que tiene el hogar el resto del año, es fundamental. Junto a las clásicas calabazas, globos con dibujos de monstruos o arañas colgadas, podemos utilizar en esquinas flexos que enfoquen cartulinas recortadas (con forma de murciélagos, lobos, planetas extraños) sobre una pared blanca.

También es muy espectacular para Halloween crear humo con hielo seco. Éste se vende en pastelerías y tan sólo hay que poner en un recipiente agua y verter el hielo seco encima. Al instante se forma una densa humareda.

Sólo podemos manipularlo nosotros, ya que al estar a muy baja temperatura puede quemar y se recomienda llevar guantes. Si lo echamos sobre un jarrón viejo que hayamos decorado, o dentro de una calabaza, un terrorífico e inofensivo humo ambientará instantáneamente la estancia.
 


2.Menú espeluznante

No hay nada más cierto que solemos comer con la vista. Aquello que más nos atrae visualmente es lo primero a lo que intentamos hincar el diente. Los niños más aún.

Sorprendámoslos con una mesa con platos con dedos sangrientos (perritos calientes donde las salchichas tienen una hendidura en la punta como si fuera una uña); (empanadillas dulces rellenas de fresa, como si fuera sangre); mermeladas de fresa e incluso arándanos untadas sobre trozos de pan molde tostados con forma de murciélagos o calaveras; algodón de azúcar envolviendo la cubertería, como si fueran telerañas…
 


3.Lecturas dramatizadas

No hay nada más agradecido para la imaginación que escuchar una historia y fabricarnos en nuestra propia mente la imagen y voces que deberían tener los protagonistas.

Narrar sencillas historias de misterio con una pizca de miedo, dramatizándolas para que los niños se sorprendan, griten o rían, es un recurso fantástico para cualquier fiesta de Halloween para niños. 
 


4.Juegos

Los juegos son un aprendizaje divertido, donde los niños desarrollan sus capacidades sin darse cuenta. Jugar al escondite con una atmósfera tan singular, a las adivinanzas sobre algún objeto decorativo de la sala o un concurso de dibujos con motivos de Halloween los tendrá entretenidos e ilusionados. Y si quieres saber cuáles son los juegos más populares de América, te recomiendo que los descubras en este link. 


También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados