Hacer pan casero en casa: receta fácil

¿Te gustaría hacer tu propio pan casero? Descubre aquí todos los secretos para disfrutar del pan artesanal hecho en casa y aprende paso a paso la receta.

Hacer pan casero en casa: receta fácil
Aprende a preparar tu propio pan casero natural y sin aditivos

Cada vez son más los cocinillas que se animan a hacer pan casero para poder disfrutar de un alimento universal de la forma más natural y artesanal, hecho en casa y sin conservantes ni aditivos.

Es cierto que hacer pan en casa es un trabajo algo laborioso, pero realmente es un proceso muy sencillo y siguiendo esta receta te resultará facilísimo.

Los ingredientes que necesitas para hacer pan casero son muy básicos y seguro que los tienes a mano en tu despensa. Con un poco de harina, levadura, agua y sal conseguirás preparar un sabroso pan casero que acabará por ser imprescindible en tu menú diario.

Si quieres puedes añadir otros ingredientes adicionales para darle un toque propio e ir perfeccionando tu receta. Algunos de los más utilizados son las semillas, los copos de cebada o incluso algunos frutos secos, como las nueces.

¡Ahora ya solo queda ponerte manos a la obra y amasar!

 

Cómo hacer pan casero paso a paso

 

Ingredientes

  • 750 g de harina de fuerza
  • 15 g de levadura seca fresca
  • 450 ml de agua tibia
  • ½ cucharada de sal
  • Harina o semolina para la mesa de trabajo

 

Preparación

1. Lo primero que haremos será preparar la masa, para ello debes tamizar la harina y la sal en un bol. Después, mezcla la levadura con el agua tibia y déjala reposar unos 10-15 minutos hasta que se formen burbujas en la superficie.

2. Haz un agujero en el centro de la harina y vierte poco a poco el preparado del agua con levadura. Mientras, puedes ir removiendo con las manos en sentido circular hasta que la masa se despegue de los bordes. Si te ha quedado demasiado húmeda, puedes añadir un poco más de harina, y si está muy seca puedes echar un poco de agua para graduar la consistencia.

3. Espolvorea un poco de harina por la mesa o la superficie en la que vayas a trabajar y ponte amasar con fuerza durante unos 15-20 minutos, dándole forma a la masa, extendiendo y doblando la masa hasta que no esté pegajosa, sea homogénea y suave.

4. Haz una bola con la masa y colócala en un bol limpio untado un poquito con aceite. Cubre el bol con film transparente y déjala fermentar hasta que doble su volumen, aproximadamente en una hora. Puedes comprobar si está lista presionando con el dedo la masa, pues la huella desaparecerá muy lentamente.

5. Vuelve a poner la masa sobre la mesa y presiona la bola con la palma de la mano en sentido circular, doblando los bordes hacia el centro y repitiendo el proceso. Cuando tenga una forma redondeada, ponla de nuevo a fermentar durante 50 minutos, esta vez sobre la bandeja que utilizarás para hornear y cubierta con trapo paño limpio.

6. Enciende al horno a 230ºC, coloca una bandeja con agua caliente en la base del horno para conseguir una atmósfera húmeda e introduce el pan a media altura. Cuando la masa haya subido, haz una incisión poco profunda en la superficie y pulveriza con agua fresca el horno para que se forma la corteza.

7. Deja cocinar unos 15 minutos más, baja la temperatura a 200ºC y deja el pan en el horno hasta que esté cocido. Puedes comprobarlo golpeando la superficie con los nudillos, si suena hueco es que está listo.

8. Deja enfriar el pan sobre una rejilla hasta que esté completamente frío, puedes dejarlo incluso hasta el día siguiente para que pierda toda la humedad.

 

Ahora que ya conoces los pasos a seguir para hacer pan casero, tendrás que coger practicar y realizar preparaciones mucho más elaboradas, con otro tipo de harinas y cereales. ¿Te animas?

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados