Cómo hacer pan casero con tu Thermomix

Si eres muy panero y te cuesta encontrar buen pan a la venta, te proponemos que pruebes a hacer pan casero con tu Thermomix.

Cómo hacer pan casero con tu Thermomix
El proceso no es difícil, pero sí algo laborioso porque requiere varios pasos

Hoy en día ya no es fácil encontrar una buena barra de pan. El de los supermercados y las panaderías que han proliferado por todos los barrios de nuestra ciudad se deja comer, pero ya. Su sabor no tiene nada que ver con ese pan casero que nos hacían las abuelas, ni con el de los obradores de toda la vida.

Así que si eres de los que disfrutan con un buen bocadillo, mojando pan en las salsas o simplemente comiendo “pan con pan”, te proponemos que pruebes a hacer pan casero con tu Thermomix.

Ingredientes para el pan casero con tu Thermomix

Para 6 personas necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 500 gramos de harina de media fuerza (panadera o panificable)
  • 300 gramos de agua
  • 10 gramos de levadura fresca de panadería
  • 10 gramos de sal
  • Aceite de oliva


Elaboración del pan casero con tu Thermomix

Antes de empezar a preparar nuestro pan casero con Thermomix tenemos que advertir que el proceso total durará dos horas y media (entre amasado, cocción y proceso de levado).

El primer paso es colocar todos los ingredientes en la Thermomix. Mezclamos durante 10 segundos a velocidad 5. Después cerramos y el vaso y programamos otros 3 minutos a velocidad espiga.

Sacamos la mezcla y acabamos de amasar a mano (no es necesario poner harina sobre la encimera). Si nunca lo has hecho puedes ver la técnica en el siguiente vídeo.

Una vez que hayamos trabajado la masa la pondremos a reposar en un bol pintado con aceite de oliva y tapada con papel film también aceitado. Dejamos una hora en un lugar seco.

Pasado ese tiempo dividimos la masa en 4 partes y con ayuda de un poco de harina hacemos una especie de paquete. Hacemos una división mental de la masa en tres partes. Primero cogemos un extremo y lo llevamos hasta el centro. Luego hacemos lo mismo con el otro lado y con los dos extremos laterales. Sellamos con los dedos, ponemos esa parte hacia abajo y estiramos con los dedos abiertos. Tiene que quedarnos en forma de barra de pan estrecha.

Hacemos lo mismo con los otros tres trozos y los colocamos todos en la bandeja que vayamos a utilizar para hornear. Tapamos con un paño de cocina durante una hora para que fermente. A medio proceso podemos poner el horno a precalentar a 250 grados (media hora).

Antes de meter a hornear hacemos unos cortes en la masa y ponemos unas gotas de agua en la base del horno para que salga vapor y así la corteza quede crujiente. Cocemos durante 5 minutos a una temperatura de 220 grados, abrimos la puerta del horno para que salga el vapor y volvemos a cocer durante otros 20 minutos.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados