¿Cómo hacer mayonesa sin huevo?

Hacer una mayonesa sin huevo es posible y muy fácil. Se hace en pocos pasos y con ingredientes que todos tenemos siempre a mano.

¿Cómo hacer mayonesa sin huevo?
También se le conoce como lactonesa

Hacer mayonesa sin huevo tiene mucho más sentido durante el verano. En esta época del año, el huevo es un producto de mayor riesgo, el cual requiere mucho cuidado y – en el peor de los casos – puede causarnos salmonelosis o gastroenteritis.

También es posible que por cuestiones de salud, quieras o debas eliminar el consumo de huevo. En cuyo caso, la receta que te vamos a dar se convierte en una idea mucho más atractiva. Es igual de versátil, sabrosa y fácil de hacer que, ya que involucra ingredientes que casi siempre tenemos en el frigorífico.

Ahora sí, manos a la obra para hacer nuestra lactonesa.

Receta de mayonesa sin huevo


Ingredientes

Como ya te dijimos, la mayonesa sin huevo se hace con ingredientes que casi siempre tienes en casa. Son estos:

  • 100 ml de leche.
  • 200 ml de aceite; puede ser de girasol, de oliva o ambos.
  • 1 pizca de sal.
  • Un chorrito de vinagre, o en su defecto jugo de limón.
  • Colorante alimentario (opcional).


Preparación de la mayonesa sin huevo

  • Lo primero que debes saber es que la leche debe estar a temperatura ambiente, ya que de lo contrario se te cortará la mayonesa sin huevo.
  • También debes tener claro que puedes variar las cantidades que hemos puesto en esta receta, pero siempre debes mantener la relación 2:1 de aceite a leche.
  • Ahora sí, empezamos nuestra mayonesa sin huevo. Para ello, debes colocar en el vaso de la batidora la leche, la pizca de sal, y el aceite que hayas elegido.
  • Una vez mezclados estos ingredientes debes empezar a batir – hasta el fondo del vaso – a velocidad baja.
  • Cuando la mezcla comience a emulsionar en el fondo, debes agregar el vinagre o el limón (lo que hayas elegido) y empezar a levantar la batidora del fondo del vaso para que también vayan emulsionando las partes superiores de la mezcla. Para esto será necesario que aumentes la velocidad de batido.
  • Cuando la mezcla esté totalmente emulsionada, tendrás la mayonesa sin huevo lista. En este punto puedes corregir el punto de sal y el vinagre o limón (si llegara a ser necesario), siempre es conveniente que empieces con menores cantidades y corrijas al final para que no te pases desde el principio.
  • También puedes añadir un poco de colorante alimentario si deseas que la mayonesa tenga un color un poco más amarillento, como el que tradicionalmente tiene por el huevo. Si utilizaste aceite de girasol en vez de aceite de oliva, la mezcla será mucho más blanca.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados