Habitaciones de alquiler: ¿Cómo hacer un contrato legal?

¿Sabes cómo funcionan los contratos de las habitaciones de alquiler? Descubre todas las peculiaridades sobre el tipo de contrato que se realiza por el arrendamiento de una habitación y el organismo que lo regula.

Habitaciones de alquiler: ¿Cómo hacer un contrato legal?
Todos los detalles sobre el contrato de arrendamiento de una habitación


Cada vez son más populares las habitaciones de alquiler debido a que muchos arrendadores aprovechan los cuartos vacíos de sus viviendas para rentarlos y así poder sacar un beneficio.

Sin embargo, las habitaciones de alquiler generan ciertas dudas, tanto a caseros como a inquilinos, sobre la regulación de esta práctica o sobre el tipo de contrato que se debe realizar entre arrendador y arrendatario y las cláusulas que deben aparecer en este.

Si tienes habitaciones de alquiler en tu vivienda o vas alquilar un cuarto, a continuación te contamos todo lo que tienes que saber sobre las habitaciones de alquiler, para estar al día en este asunto y poder realizar el alquiler de una habitación de forma legal.

 

Los contratos de las habitaciones de alquiler


El alquiler de habitaciones está regulado por el código civil

El alquiler íntegro de una vivienda está regulado por la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), sin embargo, cuando se trata de alquilar solo una habitación dentro de una vivienda, el arrendamiento queda regulado por el código civil.

Una de las peculiaridades de este contrato es que la duración del alquiler será exactamente la que se pacte en dicho documento, de tal modo que inexistirá el derecho a prórroga por parte del inquilino, al contrario que ocurre cuando se alquila la totalidad de una vivienda.

Otra de las particularidades de alquilar una sola habitación es que en caso de venta del inmueble, dicho contrato podrá quedar extinguido, vetando así la posibilidad de que el inquilino tenga derecho a la adquisición preferente de la vivienda.
 

Cómo redactar el contrato de alquiler de una habitación

El contrato de arrendamiento de una habitación es un documento que acredita de forma legal el derecho al uso de un dormitorio, sin necesidad de que se alquile la totalidad de la vivienda.

Por ello, es recomendable que arrendatario y arrendador reflejen en dicho documento los aspectos siguientes para evitar posibles problemas en el futuro:

  • Habitación exacta que ocupará el inquilino

  • Precio y forma de pago

  • Duración del contrato

  • Servicios que incluye el alquiler y cómo se contribuirá al pago de estos

  • Indicar la posibilidad de subarrendamiento de la habitación por parte del arrendatario, ya que si nada indica lo contrario el código civil sí lo permite

Este tipo de contratos es aconsejable para personas que no se conocen y que pagan el alquiler por separado.

Ya que si surgiese algún problema dentro de alguna zona común del inmueble, la responsabilidad recaería sobre la persona que lo ha generado y no sobre todos los inquilinos, como ocurre cuando se renta una vivienda completa.
 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados